investigar. formar. incidir.

Menú
Actualidad | Artículos propios

“Commitments to action”: los compromisos de la Cumbre Humanitaria Mundial

 

Foto final WHS S

El espíritu de colaboración y de responsabilidad compartida continuará y transformará las vidas de las 130 millones de personas que viven en zonas afectadas por las crisis y reafirmará y renovará nuestro compromiso con la humanidad

Informe “Commitments to Action”

La primera Cumbre Humanitaria Mundial (WHS) se celebró el pasado mes de mayo en Estambul. Este evento trataba de marcar un punto de inflexión en el ámbito humanitario para que sea más efectivo e inclusivo frente a unas necesidades cada vez más importantes. El impacto real de esta iniciativa está por ver todavía; va a depender de cómo se logren plasmar los compromisos en acciones.

El 8 de septiembre salió a la luz el documento: “Commitments to Action” que recoge los compromisos alrededor de la “Agenda por la Humanidad” del Secretario General publicada con motivo de la Cumbre Humanitaria Mundial (WHS). Este informe se estructura de acuerdo con los cinco pilares de dicha Agenda: 1) Ejercer liderazgo político para prevenir y poner fin a los conflictos; 2) Defender las normas que protegen a la humanidad; 3) No dejar a nadie atrás; 4) Cambiar la vida de las personas: desde proporcionar ayuda hasta poner fin a la necesidad; 5) Invertir en la humanidad.

En el documento Commitments to Action se destaca que hay especial interés en lograr consenso y políticas en torno a las siguientes áreas (sin orden prioritario entre ellas): 1) Mejorar el cumplimiento y la rendición de cuentas ante el derecho internacional; 2) Implementar una nueva aproximación al desplazamiento forzoso; 3) Lograr la igualdad de género y una mejor inclusión; 4) Reforzar, y no sustituir, los sistemas nacionales y locales; 5) Diversificar la base de recursos e incrementar la rentabilidad.

A día de hoy, más de 185 actores han adquirido 3140 compromisos a nivel individual y conjunto. Más del 40% de dichos compromisos son operacionales. Y la mayoría de ellos, el 30%, se aglutina en torno al cuarto pilar: “Cambiar la vida de las personas: desde proporcionar ayuda hasta poner fin a la necesidad”. El que menos compromisos recibe es el primero: “Ejercer liderazgo político para prevenir y poner fin a los conflictos” con un 8%. Las ONGs son los actores más involucrados realizando el 38% de los compromisos, seguidos de los Estados miembros participantes con un 29%.

A lo largo de la celebración WHS se han realizado distintos tipos de compromisos. Antes de la Cumbre se recogieron, a través de 7 mesas redondas formadas por líderes de alto nivel, 32 compromisos principales que respondían a los 24 cambios de dirección estratégica y operacional que se pedían en la Agenda por la Humanidad. Durante la Cumbre casi 20 iniciativas y alianzas respondían al compromiso con la Agenda por la Humanidad, además de los cientos de compromisos que se adquirieron para alcanzar dichas iniciativas. Ahora, tras la WHS se espera el Informe del Secretario General que se hará público durante el 71 periodo de sesiones de la Asamblea General. Este informe arrojará luz sobre cómo emprender el camino que nos acerque a conseguir los compromisos adquiridos en la WHS.

Lo que sí ha quedado claro es que se necesita una nueva forma de trabajar que apoye el liderazgo y la capacidad de los actores locales y nacionales; que reúna a los actores humanitarios y de cooperación en una misma línea para lograr no sólo responder a las necesidades sino reducirlas. Es necesaria una nueva perspectiva para responder a los desplazamientos forzosos, hay que promover y respetar el derecho internacional humanitario y de los derechos humanos; hay que asegurar el cumplimiento de los derechos de las mujeres y su empoderamiento y participación en procesos de decisión. Pero sobretodo, lo que es indispensable es traducir todos estos compromisos en acciones definidas y llenas de sentido que permitan avanzar hacia el cumplimiento de la Agenda por la Humanidad.

Publicaciones relacionadas