investigar. formar. incidir.

Menú
Actualidad | Artículos en otros medios

La campaña BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones contra Israel) y sus apoyos en España

d83

(Para Radio Nederland)
Se están produciendo movimientos cualitativos y cuantitativos en torno a la solidaridad y la colaboración creciente entre la sociedad civil internacional y la sociedad civil palestina.

Por Alberto Arce

d83

(Para Radio Nederland)
Se están produciendo movimientos cualitativos y cuantitativos en torno a la solidaridad y la colaboración creciente entre la sociedad civil internacional y la sociedad civil palestina. El eterno impasse de la comunidad internacional ante el sufrimiento de la población ocupada remueve las conciencias de muchos y reclama un instrumento de coordinación de los esfuerzos para resolver con justicia la cuestión Palestina.

La iniciativa de Annapolis, que debía haber facilitado la creación de un Estado palestino viable a finales de 2008 tras 41 años de ocupación militar israelí, no tiene visos de dar el más mínimo fruto. Continúa el crecimiento sin pausa de las colonias israelíes en territorio ocupado y, especialmente, seguimos asistiendo con generalizada pasividad política al proceso de acoso y derribo que sufre la Franja de Gaza tras un año y medio de bloqueo prácticamente total por parte de Israel. Esto provoca una situación que se agrava e intensifica- como los organismos de Naciones Unidas no cejan en denunciar ante la comunidad internacional-, sin que nadie reaccione de manera eficaz. Ni nuestros gobiernos, ni ya nuestros medios de comunicación parecen darse por enterados de que el castigo colectivo contra la población civil está definido como crimen de guerra (artículo 33 de las Convenciones de Ginebra). Israel castiga a 1,7 millones de personas, manteniéndolas encerradas en Gaza sin electricidad, ni combustible y cortando el suministro de bienes de primera necesidad en represalia por el lanzamiento de misiles artesanales que, recordemos, no provocan ningún muerto desde hace meses. La proporcionalidad en la defensa, interesa no olvidarlo, es uno de los principios fundamentales del derecho internacional.

Aún así algunos hablan de proceso de paz, cuando éste no sólo no existe sino que se emplaza su fruto a una continua espera. Israel está a la espera de lo que ocurra tras las elecciones del próximo 10 de febrero. Lo mismo ocurre en el bando palestino, dado que el presidente Abu Mazen termina su mandato el próximo 9 de enero, y no es fácil imaginar cómo se pueden celebrar nuevas elecciones en las condiciones actuales de bloqueo y violencia. Visto desde el exterior de Palestina, nos encontramos con que se apoya a una potencia ocupante, en violación del derecho internacional, y a una Autoridad Palestina con serias y evidentes muestras de ilegitimidad.

La respuesta coordinada de la sociedad civil palestina y sus apoyos en España.

En noviembre de 2007- ante el impasse político existente y preocupados por la creciente división política interna, que ha devenido incluso en enfrentamiento armados, entre los partidarios de Al Fatah y Hamás, en los Territorios Palestinos Ocupados- la sociedad civil palestina escenificó la creación de una red de redes: el Comité Nacional Palestino para el Boicot, Desinversiones y Sanciones contra el régimen de Israel (BNC)1. Dicho Comité Nacional, configurado como una estructura de red abierta, no ha parado de crecer desde su creación, hasta el punto de constituir hoy el instrumento más amplio y representativo de la sociedad civil palestina movilizada contra la ocupación israelí y en defensa de sus derechos y aspiraciones2.

Además de su consolidación, y con la intención de aprovechar la celebración de la Conferencia Internacional de Revisión de Durban- que se celebrará en Ginebra en abril de 2009 (organizada por las Naciones Unidas, como continuidad de la que tuvo lugar en 2001 en dicha ciudad sudafricana)-, el Comité se ha preocupado de elaborar un documento de posicionamiento estratégico que, revisando la naturaleza del régimen israelí, termina por definirlo como de “apartheid, colonialismo y ocupación beligerante”3.

Cabe señalar y recomendar con insistencia la importancia de acercarse con honestidad a dicho texto ya que constituye, hasta hoy, el documento estratégico más elaborado, éticamente coherente, proactivo y útil para definir una campaña internacional, superando la fragmentación actual de los esfuerzos de la solidaridad y de acompañamiento a las estrategias definidas por los propios palestinos. Durante años se ha criticado el ejercicio palestino de la violencia para resistir a la ocupación israelí, hasta el punto de alienar de manera importante apoyos y simpatías con su causa. En esta ocasión, sin embargo, los palestinos convocan a la sociedad civil internacional a utilizar un medio estrictamente noviolento de solidaridad e incidencia política, que lleve a una modificación sustantiva de su actual situación de aislamiento internacional y que permita que del impasse político se pase a la solidaridad y compromiso activos.

El documento ha concitado amplios apoyos en la sociedad civil. Y al igual que en casos anteriores- como cuando, ante el anuncio de que Israel y la UE emprendían negociaciones para incrementar su nivel de relaciones, más de 115 organizaciones emitieron un comunicado de protesta, calificando la iniciativa como de “complicidad europea con el comportamiento israelí”- acaba de hacerse pública una larga lista de apoyos a la campaña de BDS.

En el contexto español, el texto ha sido objeto de debate durante tres días (29/31 de octubre) por parte de la práctica totalidad de las ONG y organizaciones de solidaridad españolas que trabajan en Palestina, en el marco de “La iniciativa de Bilbao”4(pueden consultarse en vídeo todas las intervenciones). La aprobación final por unanimidad del documento, define un plan que incluye actividades de información, comunicación y acción, que la sociedad civil organizada se dispone a poner en marcha.

Para terminar, cabe citar que, con motivo de la celebración del Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino, celebrado el pasado 29 de noviembre, el Presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas, Miguel d’Escoto Brockmann, declaró: “Esta mañana he hablado sobre el apartheid y sobre lo similares que son las políticas que aplica Israel en los Territorios Palestinos y las del apartheid de los primeros tiempos en otro continente. Creo que es muy importante que nosotros, Naciones Unidas, utilicemos este término. No debemos tener miedo a llamar a algo lo que es. A fin de cuentas, Naciones Unidas es quien aprobó la Convención Internacional contra el Crimen de Apartheid para dejar claro a todo el mundo que estas prácticas de discriminación oficial deben ser proscritas ahí donde ocurran.(…). Hace más de veinte años nosotros, Naciones Unidas, nos pusimos a la cabeza de la sociedad civil cuando acordamos que las sanciones eran necesarias para proporcionar un medio no violento de presionar a Sudáfrica. (…). Hoy, quizá nosotros, Naciones Unidas, deberíamos considerar ponernos a la cabeza de una nueva generación de sociedad civil que está haciendo un llamamiento a una similar campaña no violenta de boicot, desinversión y sanciones para presionar a Israel…”.

NOTAS:

1. www.bdsmovement.net
2. Los miembros del BNC son: Council of National and Islamic Forces in Palestine (including all Palestinian political parties), Global Palestine Right of Return Coalition (12 member organizations), General Union of Palestinian Workers, Palestinian General Federation of Trade Unions (PGFTU), General Union of Palestinian Women (GUPW), Palestinian Non-Governmental Organizations Network (PNGO, 132 Member organizations), Ittijah: Union of Arab Community Based Associations (74 member organizations), Independent Federation of Unions – Palestine (IFU), Palestinian Farmers Union (PFU), Occupied Palestine and Golan Heights Advocacy Initiative (OPGAI, 16 member organizations), Grassroots Palestinian Anti-Apartheid Wall Campaign (Stop the Wall, 13 organizations and 50 popular committees) Palestinian Campaign for the Academic and Cultural Boycott of Israel (PACBI), National Committee for the Commemoration of the Nakba (20 member organizations and networks), Civil Coalition for Defending the Palestinians’ Rights in Jerusalem (CCDPRJ, 18 member organizations), Coalition for Jerusalem Union of Palestinian Charitable Organizations Palestinian Economic Monitor.
3. http://bdsmovement.net/files/SPANISH-BNC_position_paper-Durban2.pdf
4. www.thebilbaoinitiative.org

Publicaciones relacionadas