investigar. formar. incidir.

Menú
Actualidad | Artículos propios

ALNAP publica el informe The State of the Humanitarian System

imgboletin_system

ALNAP ha publicado su informe sobre el estado del sistema humanitario. En él se hace una valoración de cómo los donantes, las agencias de Naciones Unidas, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja y las ONG han sido capaces de cubrir las necesidades humanitarias y de coordinarse. Para realizar este estudio se han realizado entrevistas a cientos de trabajadores humanitarios, se han analizado datos económicos y se han realizado evaluaciones a agencias.

Mientras que las evaluaciones inter-agencias anteriores estaban centradas en respuestas a emergencias concretas –en particular la Evaluación Conjunta de la Asistencia de Emergencia a Ruanda (JEEAR, por sus siglas en inglés, Joint Evaluation of Emergency Assistance to Rwanda) y la Evaluación Conjunta del Tsunami (TEC, por sus siglas en ingles, Tsunami Evaluation Coalition)-, en este caso, ALNAP pretende analizar las fortalezas y debilidades del conjunto del sector con el fin de identificar la dirección que tomará en el futuro.

La JEEAR puso de manifiesto la descoordinación y la ayuda ineficaz y el TEC plasmó una operación donde la competencia entre las agencias estaba por encima de la coordinación. Sin embargo, según este estudio, parece que el sistema humanitario actual está mejorando: es más eficiente, oportuna y está mejor coordinada. El sistema de coordinación de clusters, aunque aún está lejos de ser perfecto, ha mejorado la respuesta y el Fondo Central de Respuesta a Emergencias de Naciones Unidas (CERF, por sus siglas en inglés, Central Emergency Response Fund) ha acelerado la financiación en las primeras fases.

Los trabajadores humanitarios están mejor preparados y son más profesionales. Asimismo, la rendición de cuentas hacia los beneficiarios está en aumento. Por último, el sector continúa innovando: adoptando nuevas tecnologías, cambiando los enfoques de respuesta, etc.

Sin embargo, aún existen puntos débiles que se deben mejorar. Muchos sectores continúan siendo deficientes como por ejemplo la protección, la recuperación temprana, la preparación ante emergencias, la reducción del riesgo de desastres o la construcción de capacidades locales.

Además, aún no está clara la manera de identificar las necesidades que no se han cubierto, ya que muchos programas de evaluación se centran en las fortalezas y debilidades de la ayuda, y no en hasta qué punto las necesidades fueron cubiertas. De media, el 30% de las necesidades contempladas en los llamamientos consolidados e inmediatos de Naciones Unidas no se han cubierto en los últimos tres años. Esto puede ser debido a que las necesidades humanitarias aún sobrepasan la habilidad del sistema para responder.

lista

Se puede consultar el informe completo en: http://www.alnap.org/pool/files/alnap-sohs-final.pdf

Notas:

1.- Más información en: http://www.irinnews.org/Report.aspx?Reportid=

Publicaciones relacionadas