portadaMSFIECAH

 

El IECAH presenta la publicación “La acción humanitaria en 2017–2018: una acción múltiple pero insuficiente”. Un informe en el que a través de siete artículos se realiza un balance de acción humanitaria en este bienio.

 

Durante 2017-2018, la acción humanitaria se vio más sobrepasada que nunca ante unos problemas para cuya resolución careció de capacidades suficientes. Estuvo sometida a una fortísima presión para encarar tareas que muchas veces suponían una dejación de responsabilidad por parte de los Estados, teniendo además que ajustarse a las directrices de las estrategias de seguridad de los principales actores.

 

Los conflictos y las situaciones de violencia siguieron incrementando su complejidad y los desastres mostraron patrones cada vez más impredecibles, recurrentes y extremos, consecuencia del cambio climático.

 

En 2017 se volvió a registrar un volumen récord de personas refugiadas (25,4 millones), personas desplazadas (40 millones) y solicitantes de asilo (3,1 millones) como resultado de la persecución, los conflictos, la violencia o las violaciones de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario. También aumentó el número de quienes estaban en situación de subalimentación crónica, (821 millones). A las tres emergencias nivel tres ya conocidas- en Siria, Irak y Yemen- se añadió en octubre la crisis de personas refugiadas rohinyá, el agravamiento de la situación en la República Democrática del Congo y el grave terremoto y tsunami de Sulawesi (Indonesia), en septiembre de 2018. Otras crisis de carácter crónico ya se han hecho desgraciadamente habituales en el escenario internacional.

 

La acción humanitaria internacional alcanzó la cifra récord de 27.300 millones de dólares, impulsada por el aumento de fondos privados. Pero las necesidades sin cubrir siguieron creciendo y la cobertura media de los llamamientos fue de solo el 59% –la segunda más baja desde 2008–. En España, comenzó a registrarse cierta recuperación, si bien las cifras distaron mucho de las de hace una década.

 

INFORME COMPLETO