Artículos y entrevistas

Causas Estructurales del Conflicto Violento: Aquellos factores de largo plazo que van creando las condiciones que alimentan un conflicto potencialmente violento (estructuras estatales débiles, desigualdades horizontales entre grupos, exclusión económica...).

Conflicto: El conflicto ocurre naturalmente y tiene lugar cuando dos o más partes perciben sus intereses como incompatibles, expresan actitudes hostiles, o toman una acción que afecta a las posibilidades de que las otras partes puedan alcanzar sus objetivos o defender adecuadamente sus intereses. Es un elemento esencial para el funcionamiento correcto de la sociedad y, consecuentemente, la clave es cómo manejarlo/gestionarlo por medios pacíficos.

Conflicto Violento: Uso de fuerza (armada) entre dos o más partes dentro de una sociedad (esto es, no sólo la fuerza aplicada por parte de una autoridad reconocida) como método de resolución de las diferencias. Es el resultado de la ausencia o quiebra sustancial de las condiciones requeridas para la estabilidad estructural.

Consolidación de la Paz: Conjunto de acciones que tienen lugar después de un conflicto, mediante las que se identifican o respaldan aquellas medidas estructurales que tiendan a fortalecer y a consolidar un acuerdo político que evite la reaparición de la violencia.

Construcción de la Paz: Conjunto de acciones que permiten a una sociedad, a través de sus propias capacidades, manejar el conflicto sin recurrir al uso de la violencia.

Diplomacia Preventiva: Conjunto de actividades de muy diverso tipo, realizadas en el marco del capítulo VI de la Carta de NNUU, concebidas para evitar la aparición de tensiones, o mitigar las existentes, y que éstas desemboquen en conflictos armados entre Estados o entre facciones opuestas dentro de un mismo Estado.

Estabilidad Estructural: Situación en la cual una sociedad ha establecido las condiciones para operar sin la necesidad percibida de recurrir o incrementar el uso de la violencia para manejar cualquier tipo de (potencial) conflicto, excepto por el uso legítimo de la fuerza por parte de la autoridad reconocida.

Establecimiento de la Paz (Peace-making): Conjunto de acciones de carácter diplomático encaminadas a conseguir que las partes en conflicto puedan negociar acuerdos, empleando los medios pacíficos previstos en el Capítulo VI de la Carta de NNUU. Estas medidas se ponen en práctica una vez comenzado el conflicto y su fin es alcanzar una solución pacífica.

Gestión de Conflictos Violentos: La limitación, mitigación y contención del conflicto violento. Su principal objetivo es evitar la escalada vertical (intensificación de la violencia) u horizontal (expansión territorial) de los conflictos violentos existentes.

Imposición de la Paz (Peace-enforcement): Consiste en el empleo de la fuerza armada para mantener o reestablecer la paz en una zona de conflicto. Este concepto se enmarca dentro del Capítulo VII de la Carta de NNUU.

Mantenimiento de la Paz (Peace-keeping): Contempla la contención, moderación y/o conclusión de hostilidades, entre o dentro de los Estados, por medio de una tercera parte imparcial, para aplicar o supervisar la aplicación de un acuerdo de paz, contando para ello con el consentimiento de las partes en disputa. Este concepto se enmarca dentro del Capítulo VI de la Carta de NNUU.

Prevención de Conflicto Violentos: Acciones encaminadas a eliminar la amenaza del recurso inminente a la violencia a fin de resolver las disputas o desacuerdos. Es una de las muchas acciones que se integran en el marco de las actividades de la Construcción de la Paz. Incluye, entre otras modalidades, el seguimiento y/o la intervención para estabilizar un conflicto potencialmente violento, antes de que estalle, a través de la realización de actividades que hagan frente a las causas subyacentes así como a los disparadores de la disputa; el establecimiento de mecanismos que detecten signos de alerta temprana y registren indicadores específicos que puedan ayudar a predecir la violencia inminente; la coordinación planificada para prevenir la aparición de conflictos; y la institucionalización de mecanismos de prevención a nivel local, regional e internacional.

Progreso Inclusivo: El progreso inclusivo es a menudo - pero no siempre, especialmente no dentro de un horizonte a corto plazo - una precondición para el progreso sostenible. Plantea un modelo que no excluya a los distintos grupos de la sociedad del progreso y de las mejoras del bienestar general.

Progreso Sostenible: Será real si supone la mejora (a lo largo del tiempo) del bienestar de sus miembros, de forma que no pongan en peligro el progreso futuro, ya sea obstaculizando la actividad vital en los mecanismos básicos de la sociedad o hipotecando el futuro de dicha sociedad al trasladar un excesivo peso (económico, cultural o de otra naturaleza) a las futuras generaciones.

Resolución de Conflictos: La conversión de la tendencia a la violencia hacia formas pacíficas de resolver las diferencias existentes y de gestionar el conflicto.

Seguridad Humana: La seguridad de las personas, su integridad física, su bienestar económico y social, el respeto por su dignidad y su valor como ser humano, así como la protección de sus derechos y libertades fundamentales. La CP tiene como objetivo eliminar las causas estructurales de los conflictos violentos y facilitar la estabilidad estructural de la sociedad para una convivencia pacifica.

Sistema de Alerta Temprana: Instrumento de las estrategias de la CP, que ayuda a prever si y cuándo pueden ocurrir los conflictos violentos. Aspira a evitar que lleguen a producirse a través del despliegue de mecanismos de "respuesta temprana". Dicha respuesta puede consistir en diferentes formas de intervención, ya sean militares o no, dirigidas por terceras partes, como otros Estados, organizaciones internacionales o mediadores internacionales.

¿Qué el la Construcción de la Paz?

La CP es un conjunto de acciones que permiten a una sociedad, a través de sus propias capacidades, manejar el conflicto sin recurrir al uso de la violencia.

CP desde la perspectiva del IECAH:

Desde su creación en el año 2000, el Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (IECAH) provee información y análisis sobre diversos temas humanitarios y de seguridad internacional a los que se enfrenta el mundo en el siglo XXI. Como resultado de ello ha ido consolidando una actividad en diferentes ámbitos -desde la investigación a la docencia, pasando por la difusión del conocimiento y las labores de incidencia política y de consultoría- que lo convierten en una referencia de primer orden en el panorama español de la construcción de la paz, de la resolución de conflictos y del análisis de la seguridad internacional.

Los objetivos del IECAH en relación a la construcción de la paz pueden sintetizarse en:

  • Crear y estimular el interés por la construcción de la paz en la sociedad española;
  • Colaborar, en el marco de la política de cooperación al desarrollo, en la elaboración e implementación de la estrategia sectorial y de los planes de acción que se deriven de ella, para hacer de España una activa constructora de la paz a nivel internacional;
  • Consolidar su posición como centro de referencia para el conocimiento, el análisis y la aplicación de instrumentos de construcción de la paz y de resolución de conflictos en España; o profundizar y contribuir al debate internacional sobre la construcción de la paz, tanto a través de investigaciones propias como participando en proyectos comunes con otros socios nacionales e internacionales;
  • Servir como enlace entre la comunidad internacional de construcción de la paz y los actores españoles interesados en el desarrollo de actividades en este ámbito. Para lograr esos objetivos, y en su condición de centro privado e independiente, el IECAH cuenta con la experiencia acumulada por un conjunto de expertos investigadores y colaboradores que atesoran sólidas capacidades y conocimientos diversos y complementarios en estas materias. Asimismo, acumula un significativo bagaje de iniciativas y trabajos realizados en este campo;

Las iniciativas y trabajos del IECAH que cabe destacar como más sobresalientes:

  • La contribución al vigente Plan Director de la Cooperación Española al Desarrollo 2005-08, en el apartado dedicado a la construcción de la paz y a la prevención de conflictos violentos;
  • El desarrollo del Documento de Estrategia Sectorial sobre Construcción de la Paz, para el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, como elemento principal de la política española de cooperación al desarrollo en este campo;
  • La organización de diversos cursos sobre Conflictos y Acción Humanitaria (con apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional, de La Casa Encendida, de la Fundación Seminario de Investigación para la Paz, de la Obra Social de Caixa Galicia, entre otras);
  • La celebración de jornadas- como la de "La colaboración entre las organizaciones humanitarias y las fuerzas armadas en la respuesta a los desastres" (AECI, Madrid, en noviembre de 2005)-, de seminarios- como el de "La Construcción de la Paz en el marco de la Política Española de Cooperación al Desarrollo: una aspiración fundada" (AECI, Madrid, en noviembre de 2006)- y de talleres de trabajo- sobre conflictos como el palestino-israelí o el del Sahara Occidental-;
  • La elaboración de informes, como el de "La Seguridad Humana: un concepto justo y necesario", para la AECI, o el de "Armas de destrucción masiva en el Mediterráneo: estado de la cuestión y perspectivas", para la Fundación CIDOB;
  • La publicación del libro "Emergencias", como resultado de un proyecto realizado para el Museo de Arte Contemporáneo (MUSAC) de Castilla-León;
  • La realización de proyectos de investigación por encargo de diversas instancias públicas (Comisión Europea, Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Ayuntamiento de Córdoba, Ayuntamiento de Vall d'Uixó...) y no gubernamentales (Intermón-Oxfam, Médicos Sin Fronteras-España, Fundación CIDOB, CeALCI (Fundación Carolina), Universidad Complutense de Madrid, Comité Internacional de Rescate, IPADE...);
  • La publicación de diversos Cuadernos del IECAH sobre construcción de la paz y prevención de conflictos violentos (Cuaderno N. 2) y sobre estrategia europea de seguridad y protección de civiles en conflictos (Cuaderno N. 4);
  • El impulso a actividades de incidencia sobre la agenda política en temas de construcción de la paz, prevención de conflictos violentos, papel de las fuerzas armadas, entre otros; movilizando a otros actores no gubernamentales españoles;
  • La asesoría a la Dirección General de Planificación y Evaluación de Políticas para el Desarrollo (DGPOLDE) y a la AECI en la formulación de líneas de actuación en construcción de la paz, prevención y resolución de conflictos y orientaciones de la política española en el ámbito internacional;
  • El enlace de las iniciativas españolas con la comunidad internacional más amplia de construcción de la paz.

Construir una "infraestructura de construcción de la paz" no significa que estamos sólo interesados en "poner fin" a algo no deseado. Estamos dirigiéndonos hacia la creación de relaciones, las cuales en su totalidad forman nuevos modelos, procesos y estructuras.

John Paul Lederach

En su forma conceptual, la construcción de la paz es un proceso continuo, hacia el cual cada sociedad debe aspirar en función de su contexto y de su propia historia. Tiene por objetivo capacitar a una sociedad para el manejo de sus conflictos sin recurrir al uso de la fuerza. Cada situación es única, no existe un modelo único o "una receta milagrosa".

La construcción de la paz tiene que ser entendida no sólo como un concepto complejo y transversal pero también como una estrategia dinámica en mutación perpetua.

En los años noventa surgió el marco internacional de la construcción de la paz con la publicación de la Agenda por la Paz, una iniciativa de Boutros Boutros-Ghali el Secretario General de Naciones Unidas en aquella época. En su comienzo, traducía la voluntad por parte de la comunidad internacional de diseñar una estrategia para hacer frente a los cambios estructurales de la seguridad internacional post guerra fría. En esta nueva etapa de los conflictos armados (Mary Kaldor, "Nuevas Guerras") los actores involucrados han cambiado bastante, exigiendo una respuesta más adecuada.

El enfoque de construcción de la paz no puede ser condicionado sólo al corto plazo, también incluye actividades de medio y largo plazo creando una relación estrecha entre seguridad y desarrollo. En estas actividades se busca asegurar además un nivel de seguridad humana sostenible. Estas pueden variar, según las circunstancias en el terreno, entre una definición minimalista o una más amplia. Existen varios enfoques e interpretaciones distintos del concepto dentro de la comunidad de la construcción de la paz. Por ejemplo, el Gobierno de Canadá apuesta más por medidas militares mientras que otros se centran en crear una paz duradera a través de la salud, la educación y la seguridad económica."

España expuso recientemente su voluntad de contribuir como un activo constructor de la paz. El "Documento de Estrategia Sectorial (DES) sobre Construcción de la Paz y Prevención de Conflictos en la Cooperación Española al Desarrollo", elaborado por el Plan Director de la Cooperación española 2005-2008, refleja un importante esfuerzo para crear una coordinación y consistencia de políticas sobre la construcción de la paz.

Las últimas iniciativas al nivel de cooperación internacional como fue la Declaración de Paris y los resultados de la experiencia acumulada en situaciones de conflictos, permiten destacar la necesidad de encontrar un equilibrio entre intervención internacional y apropiación nacional. Una estrategia de construcción de la paz tiene que estar orientada en función de las capacidades y las necesidades de cada sociedad. ¿Qué mejor ejemplo que la creación de una Unión Europea en un continente asolado por la violencia para apostar hacia iniciativas nacionales?

Para evitar todo tipo de instrumentalización de la construcción de la paz como herramienta para otros fines y para asegurar que su aplicabilidad se adapte a los cambios en términos de seguridad internacional y de seguridad humana, es necesario que tenga un carácter multilateral. En definitiva, contar con una mayor coordinación por parte de la comunidad internacional en su conjunto (gobiernos, militares, organismos internacionales, ONGs, think tanks, etc.) es la única manera de conseguir una mejora continua y sostenible. España como reciente actor en ésta área dispone de un gran flexibilidad para actuar y por lo tanto tiene la ventaja de poder aprender de la experiencia acumulada de otros países para diseñar su estrategia y conseguir este fin.