ca24

(Juan Pablo Crespo, Diario Panorama, Venezuela)
Más de 900 palestinos han muerto, entre ellos más de 220 niños. La crisis humanitaria en la franja de Gaza tiene cara de tragedia extrema y una vez más la autoridad de la ONU y su Consejo de Seguridad ha quedado en entredicho por no poder detener los ataques de Israel.

Jesús A. Núñez Villaverde, codirector del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria, con sede en Madrid, dijo que el Consejo de Seguridad responde a una relación de fuerzas del siglo pasado y se muestra inoperante para garantizar la paz y la seguridad internacional.

- Negociadores han tratado de establecer un cese al fuego permanente ¿Cree que puede salir humo blanco?

- Seguramente no habrá voluntad política en ninguno de los actores que permita un acuerdo definitivo. Esto no descarta que pueda darse algún tipo de alto al fuego temporal.

- Desde que comenzó la incursión israelí, el 27 de diciembre, en Gaza, la ONU ha sido muy criticada por no asumir una posición más firme en rechazo a los ataques ¿Hace falta una reforma del organismo y una ampliación del Consejo de Seguridad?

- Resulta difícil imaginar que esto vaya a producir un cambio que no se ha conseguido desde el fin de la Guerra Fría, no existe un consenso sobre cómo debe ser la reforma. Mientras tanto, el Consejo de Seguridad responde a una relación de fuerzas de mitad del siglo pasado y que se muestra inoperante en la defensa de la paz y la seguridad internacional.

- ¿Cómo puede describir la tragedia humana que se vive actualmente la franja de Gaza?

- Tenemos que hablar de una tragedia humanitaria, pero eso no es consecuencia de los ataques que se iniciaron el 27 de diciembre, sino que es algo que sucede desde que, en 1967, Israel ocupó Gaza, Cisjordania, Jerusalén este y los Altos del Golán sirios (...). Faltan alimentos y medicinas, el servicio eléctrico no funciona, existe la posibilidad de un desborde de las aguas residuales, no hay servicio de puerto ni aeropuerto, ni posibilidades de escape al resto del mundo por Egipto, y mucho menos por Israel. Cuando decimos que Gaza tiene la mayor crisis (humanitaria) del planeta no hacemos una metáfora.

- ¿Qué acciones visualiza usted que pueda poner en práctica el presidente electo de EEUU, Barak Obama?

- Es difícil imaginar que un nuevo mandatario vaya a cambiar la dinámica. Si Obama quiere mejorar la imagen de su país y defender sus propios intereses tendrá que replantearse de qué modo manejará la situación en Medio Oriente.

Entrevista en pdf