Imprimir

responsa1

Noticia traducida de:

http://www.usip.org/publications/libya-and-the-responsibility-protect

Jonas Claes, del Centro para el análisis de Conflicto y Prevención, habla acerca de la "Responsabilidad de proteger" y su aplicación a la reciente situación en Libia.

¿Cómo se aplica el principio "Responsabilidad de Proteger" (R2P) a la reciente situación en Libia?

La responsabilidad de proteger se refiere al principio acordado por los líderes de Estado y Gobierno en la cumbre mundial de 2005, comprometiéndose cada estado, así como la Comunidad Internacional, a proteger a las poblaciones del genocidio, crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y limpieza étnica, que son los cuatro "crímenes y violaciones R2P". La aplicación de este principio a la reciente situación en Libia es innegable. En primer lugar, la R2P refleja el deber de los estados de abstenerse a cometer atrocidades contra su propia población, hecho que el régimen del Coronel Gadafi no está cumpliendo. Gadafi expresó su deseo de usar todas las armas a su disposición contra los manifestantes, prometiendo "limpiar Libia casa por casa". También describió a los manifestantes como "cucarachas", un término usado para deshumanizar a la comunidad Tutsi antes del genocidio ruandés de 1994. A pesar de la falta de información verificable, el Consejo de Seguridad de la ONU se refirió a "los ataques generalizados y sistemáticos" contraelpueblodeLibia yexplícitamenterecordó"la responsabilidad de las autoridadeslibiasde proteger asupoblación".

La Comunidad Internacional tiene la responsabilidad de asistir a los estados protegiendo a su población e interviniendo y tomando medidas oportunas y determinantes en caso de que un Estado manifiestamente no lo haga.

¿Cuál sería la acción apropiada en el marco de R2P a implementar en este caso? y ¿cómo este principio puede ser utilizado para aliviar el sufrimiento de la población Libia?

El principio R2P no se limita al uso de herramientas reactivas y coercitivas, sino que ensalza la primacía de la prevención y la creación de capacidades a través de medidas de apoyo. El curso ideal de la acción R2P habría impedido el surgimiento de las atrocidades contra la población.

La invocación explícita del principio de R2P en el marco del Capítulo VII de la Resolución es significativa, y quizás sea un avance histórico en nuestro compromiso expreso en poner fin a las atrocidades masivas. Pero es de gran importancia que la Comunidad Internacional vaya más allá de las condenas, instando al régimen libio a detener las atrocidades, haciendo gala de su compromiso de tomar las medidas oportunas y decisivas. El recuerdo del escenario vivido en Kirguistán en 2010, en el que la Comunidad Internacional fue incapaz de desarrollar una respuesta efectiva que detuviera las atrocidades o de tomar medidas para prevenirlas, podría no sólo poner en peligro la vida de muchos libios, sino también socavar el desarrollo de la R2P como norma, así como la credibilidad de las Naciones Unidas.

More articles from this author