Con más de setenta años de experiencia acumulada, la ONU y algunas organizaciones regionales se han ido implicando crecientemente en la aprobación y despliegue de operaciones internacionales de paz. Desde las primeras misiones en los Balcanes, Oriente Próximo y Corea, y tras un largo paréntesis de escasa relevancia para la paz mundial, el final de la Guerra Fría marco un salto cuantitativo y cualitativo de creciente importancia. Hoy la ONU tiene más de 100.000 efectivos desplegados en diferentes partes del planeta y la Unión Europea y la Unión Africana también han dado el paso a implicarse decididamente en el lanzamiento de misiones propias.

En todo caso, el balance cosechado hasta hoy sigue mostrando serios claroscuros. La lentitud en la aprobación de una nueva misión, los enormes obstáculos para dotarlas de los medios necesarios para que resulten eficaces sobre el terreno e incluso su idoneidad como instrumentos de paz son elementos de un debate creciente.

En esta sesión se realizará un repaso crítico de esas experiencias, con idea de extraer conclusiones que puedan servir para mejorar el instrumental del que dispone la comunidad internacional en la construcción de la paz y la prevención de conflictos violentos.

  • José Pardo de Santayana, coordinador de Investigación del Instituto Español de Estudios Estratégicos, IEEE, Ministerio de Defensa.
  • Mónica Hirst, profesora invitada en el Instituto de Estudos Sociais e Politicos de la Universidade Estadual de Rio de Janeiro y docente en la Universidad Torcuato di Tella en Buenos Aires.
  • Rosa Meneses, periodista de El Mundo especializada en Oriente Medio.

El ciclo se puede seguir en directo desde el canal YouTube de La Casa Encendida.