RCD_Central_African_Republic_CrisisLa República Centroafricana (RCA) ha sufrido desde su independencia en 1960, un golpe de estado tras otro. En 2003, François Bozizé dio un golpe de Estado proclamándose presidente. En enero de 2011 renovó su mandato con acusaciones de fraude electoral, y en diciembre de 2012 la coalición de fuerzas rebeldes Seleka ("alianza", en lengua sango) tomó varios pueblos del noroeste, aduciendo que Bozizé no había respetado los acuerdos de paz firmados en 2007. La revuelta culminó el 24 de marzo de 2013 con la toma de Bangui por parte del líder de la coalición rebelde, Michel Djotodia. En un nuevo golpe de Estado, y tras la huida de Bozizé a la vecina República Democrática del Congo, Djotodia asumió el poder, convirtiéndose en el primer presidente musulmán en un país donde el 50% de la población es cristiana, y solo pertenece al islam el 15%. Se inició entonces una crisis que provocó decenas de muertos por los enfrentamientos entre grupos armados leales a Bozizé y los exrebeldes de Seleka, los cuales el pasado septiembre rechazaron no atacar la orden del presidente Djotodia de que se integrasen en el Ejército nacional. La Comunidad Económica de Estados Centroafricanos (CEECA) ha reconocido a Djotodia como líder de un gobierno de transición que deberá celebrar elecciones en un plazo de 18 meses.

A lo largo del año pasado la violencia entre las milicias anti-balaka y el movimiento rebelde Seleka ha ido en aumento. La mayoría de los musulmanes en la zona centro y en la parte occidente del país han tenido que huir debido a las amenazas y la inseguridad, quedando las ciudades con más predominio de comunidades musulmanas, vacía. La situación se agrava debido a las intensas hostilidades entre los que se auto-proclaman representantes de comunidades cristianas y musulmanas, lo que parece ser una instrumentalización y manipulación de las comunidades por los dirigentes políticos y comerciales.

Más de un millón de personas – alrededor de un cuarto de la población de RDC - han huido de sus hogares por cuestiones de seguridad. Alrededor de 20.000 personas pertenecientes a comunidades minoritarias siguen atrapadas en 16 diferentes lugares diferentes de RDC, debido al riesgo de ataque. Unas 557.000 personas continúan desplazadas dentro del país. Miles de personas continúan huyendo cada semana; sin embargo, muchos otros aún están escondidos en la selva por temor a perder sus vidas, o se ven obligados a refugiarse en la selva como vía para mantenerse a salvo de los grupos armados. Muchas son las personas que dependen en gran medida de la asistencia humanitaria, y además cada día se cometen violaciones de los derechos humanos, como: muertes, mutilaciones, secuestros, violaciones y reclutamiento de niños soldados.

Los países vecinos han alcanzado sus límites debido a la acogida masiva de comunidades desplazadas. Muchas familias están albergando a aquellos que han huido de la violencia como forma de lucha y para lidiar ante la presión añadida de acoger a personas desplazadas de sus hogares. A lo largo de toda la frontera en los países vecinos, las comunidades de acogida han sido también expuestas a una inseguridad creciente teniendo que ser desplazadas temporalmente debido a las incursiones y los saqueos por los grupos armados de RDC, como ha sido el caso en algunas aldeas de la frontera de Camerún.

La gravedad de la situación es terrible, ya que ahora los grupos armados utilizan el discurso religioso con fines políticos, pero resulta difícil obviar los intereses económicos y la corrupción generados en la lucha por el control del tráfico lucrativo de diamantes y de madera, tanto en el interior del país como en los países vecinos.

Para más información, Reliefweb.int

Otras fuentes: Amnistía Internacional / Centro de Noticias de la ONU.

Fuente fotografía: Reliefweb.int.

 

MDG--Water-crisis-in-Yeme-009Las Naciones Unidas (ONU) ha advertido a la comunidad internacional del fracaso de la asistencia humanitaria de emergencia en Yemen, considerada como la región más pobre del Medio Oriente y contradictoriamente, catalogada como 'una de las crisis más olvidadas del mundo'.

Trond Jensen, el jefe de la oficina de la ONU que coordina los asuntos humanitarios en Yemen, ha expresado una serie de preocupaciones. Jensen manifiesta que, al contrario de algunos países dentro de esta región, donde parece que la llama de la primavera árabe se hubiese apagado, este país mantiene las esperanzas hacia un cambio traducido como transición a la democracia.

Por primera vez, mujeres, jóvenes y organizaciones de la sociedad civil son impulsores de la transición política después de 33 años de gobierno del Presidente de Ali Abdullah Saleh. Sin embargo, Jensen advierte sobre el riesgo de no ser atendidas urgentemente las necesidades humanitarias.

Según los datos manifiestos de Overseas Development Institute (ODI) 23,8 millones de personas del país viven por debajo de la mitad del umbral de la pobreza; 14,7 millones necesitan asistencia humanitaria y 13 millones no tienen acceso a agua potable o saneamiento.

Uno de los grupos más vulnerables son, en particular, los jóvenes del país: un 60% de niños sufren desnutrición crónica y alrededor de 2 millones, con edades inferiores a cinco años, sufren algún tipo de malformación. Las sequías y los conflictos armados internos han provocado 300.000 desplazados y se suma el hecho de que el país se ha convertido en el hogar de alrededor de 240.000 refugiados somalíes.

Según Jensen, se han dedicado mayores esfuerzos a hacer frente a las cuestiones de seguridad que a temas como salud, educación y nutrición. Este sería el caso de Siria, Sudán del Sur y la República Centroafricana, emergencias humanitarias catalogadas como de alto riesgo.

Los desafíos a los que se enfrenta Yemen en materia de asistencia humanitaria son enormes, pues la situación va empeorando cada vez más debido a un serio déficit de financiación de actividades humanitarias de la ONU: de los 592 millones de dólares presupuestados tan sólo se han recibido hasta ahora 122 millones de dólares de la asignación humanitaria.

Con los elevados niveles de inseguridad se hace muy complejo el acceso a muchas partes del país para las organizaciones internacionales que, en muchas ocasiones, precisan la ayuda de las organizaciones locales. Esto se debe a que el número de conflictos actuales dificulta el acceso a la negociación y esto se debe a la cantidad de actores: entre el gobierno y al-Qaeda en la península Arábiga (AQPA); entre los servicios de seguridad, el gobierno y el movimiento separatista del sur, al Hiraak al Janoubi y entre los Houthis (chiíes) y las milicias suníes salafistas intransigentes y partido islamista al-Islah al norte. Steven Zyck, becario de investigación en políticas humanitarias en la ODI, expresa que tanto los rebeldes, como algunos jóvenes activistas y organizaciones de la sociedad civil desconfían seriamente del proceso político. Un hecho que provoca esta desconfianza es que muchas ONG están ahora "asociadas al proceso político".

Jesen manifiesta que la ONU y las ONG tienen la misión de ayudar a los millones de yemeníes que confían en su ayuda y añade que todos los involucrados deben entender que los actores que intervienen en la respuesta humanitaria deben estar desvinculados del proceso político. Asimismo, recomienda que los actores de desarrollo y los humanitarios aúnen sus esfuerzos y creen "nexos de resiliencia" donde el desarrollo a largo plazo y la resiliencia sean parte imprescindible de todas las necesidades humanitarias inmediatas.

Por último, cabe destacar el crecimiento acelerado de la población del país, con una tasa actual del 3% anual y el pronóstico de un aumento considerable de la población que se espera para el año 2033. Yemen se enfrenta a múltiples desafíos humanitarios en medio de un contexto de transición del proceso democrático; sin embargo, la situación es crítica y por ello, se lanza la voz de alarma para no quedar en el olvido.

Fuente de la noticia: http://reliefweb.int/report/yemen/yemens-democracy-shift-hampered-forgotten-humanitarian-crisis

Fuente de la fotografía: The guardian.

 

uganda• Desde el 15 de diciembre, casi 900.000 personas de Sudán del sur (OCHA, el 17 de abril) han sido desplazadas por el conflicto y ha obligado a que muchos soliciten asilo en países vecinos. Uganda tiene una larga historia de acogida y alojamiento de solicitantes de asilo de Sudán del Sur y ha recibido gran número de ellos, registrándose más de 110.000 refugiados sudaneses del sur entre diciembre y principios de junio.

• UNCT ha revisado las cifras de su planificación de contingencia regional a 300.000 refugiados en 2014 y actualmente está enmendando el correspondiente recurso.

• Otro dato relevante sobre el 87% de la población refugiada lo conforman mujeres y niños, y el 63% de los adultos son mujeres. Estos datos han puesto de manifiesto la preocupación sobre una serie de cuestiones relacionadas con la protección y las limitaciones de la mano de obra.

• Se está llevando a cabo un registro de refugiados urbanos en Kampala para identificar a otros refugiados que han superado los centros de tránsito en el norte, las cifras que datan hasta ahora se elevan a 2.179 refugiados que se han registrado de forma adicional en esta región.

• El cólera es una enfermedad transmisible y que se extiende rápidamente. Se sensibiliza sobre los riesgos de epidemias mediante formación y acciones preventivas. En la región de los distritos vecinos de Arua y Moyo han sido identificados y contenidos los casos de cólera. Como respuesta nacional al cólera se ha puesto en marcha para identificar casos adicionales.

• UNICEF pone en marcha tareas de asistencia tanto con los refugiados como con las comunidades de acogida. A través de estas acciones se ha beneficiado de manera determinante a estos dos grupos, como por ejemplo, con la instalación de pozos de doble uso y apoyo a los estudiantes en las escuelas tanto en la región de Sudán y Uganda.

• Situación en cifras.

o 113.706 – Refugiados que han cruzado a Uganda desde el 16 de diciembre (ACNUR, 27 de mayo, 2014).

o 98.924 – Mujeres y niños (87%).

o 73.909 – Niños menores de 18 años (65%).

Para acceder al informe completo, pulse aquí.

Fuente de la noticia pulse http://reliefweb.int/report/uganda/uganda-humanitarian-situation-report-6-june-2014

Fuente de la fotografía: mujeremprendedora.net

 

 

FroenPeru_Mayo2014Perú

Unos 6.900 casos de neumonías y 82 muertos por la misma enfermedad se han registrado en las zonas alto andinas y altiplánicas de Perú en niños menores de cinco años. Esto ha sucedido durante la temporada de bajas temperaturas, que afecta a las personas que viven en alturas superiores a los 3.800 metros sobre el nivel del mar. En Puno, las autoridades de salud intensificaron las campañas de vacunación y se están realizando campañas de comunicación para la atención temprana de las enfermedades respiratorias. El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, entregó 100.000 paquetes de ayuda humanitaria a niños entre 0 y 5 años y adultos mayores de 65 años.

Fuente: Instituto Nacional de Defensa Civil.

Paraguay

De acuerdo a la Gobernación de Ñeembucú, unas 40.000 personas están afectadas y damnificadas por las inundaciones acaecidas. Se han anunciado nuevas lluvias que se temen de igual intensidad. Personal de la Secretaría de Emergencia Nacional ha intensificado la asistencia en el departamento. Muchas de las escuelas han tenido que suspender las clases debido al alto nivel de ausentismo de los estudiantes.

Fuente: Autoridades de Paraguay vía ABC Digital.

Bolivia

El Programa Mundial de Alimentos ha distribuido unas 56 toneladas métricas de alimentos a 11.500 personas en 8 municipios del departamento de Bení. En el municipio de San Borja, 950 familias iniciaron trabajos de recuperación temprana bajo la modalidad de alimentos por trabajo en reparación de viviendas, rehabilitación de terrenos para producción y construcción de huertos comunales. Se estima que hasta 325.000 personas podrían estar afectadas y en necesidad de ayuda humanitaria debido a las inundaciones que afectan al país desde noviembre de 2013.

Fuente: Programa Mundial de Alimentos.

Colombia

Cerca de 2.600 personas indígenas de la etnia embera han sido desplazadas en el Chocó, a causa de enfrentamientos armados entre el Ejército de Liberación Nacional y un grupo armado post desmovilización. La Organización Nacional Indígena estima que otros 1.700 estarían afectados en la zona de la selva. Las necesidades preliminares se estiman en vivienda, seguridad alimentaria, nutrición, salud, agua, saneamiento e higiene y protección. El Comité Internacional de la Cruz Roja organiza una entrega de asistencia humanitaria de 6.000 paquetes de alimentos y 2.800 de higiene. Las autoridades locales se han declarado sobrepasadas. OCHA, ACNUR y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos han llamado al cese de acciones contra la población civil.

Fuente: OCHA Colombia.

Guatemala

Abundante material expulsado por el volcán Santiaguito se ha depositado en el cauce de los ríos cercanos. Tomando en cuenta los pronósticos de lluvias, el riesgo de producirse aludes y deslizamientos de tierra ha aumentado. Está situación podría afectar a la población que vive cerca del volcán. El volcán Santiaguito presenta explosiones moderadas, expulsando ceniza a 3.200 metros sobre el nivel mar. Se continúa monitoreando su actividad.

Fuente: Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres

varias indicados en cada sección.

Fuentes: http://reliefweb.int ; http://www.unocha.org/redlac; varias indicados en cada sección

Fuente de la fotografía: http://infosurhoy.com/

LocustsEthiopiaPor primera vez en décadas, el 14 de mayo, hordas de langostas del desierto invadieron partes de Addis Ababa. Las regiones somalíes de Afar y Oromia y la Ciudad de Dire Dawa también están afectadas por la infestación de los mencionados insectos. Socios humanitarios y de desarrollo han instado al Gobierno de Somalia a intensificar los esfuerzos de respuesta para eliminar las langostas, previo a la estación de cosecha en junio.

En cuanto a la situación de la nutrición en el país, conforme con las tendencias de la estación, se ha registrado un incremento en las admisiones de niños y niñas severamente desnutridos a los sitios del Programa de Alimentación Terapéutica (TFP, por sus siglas en inglés). Esto ha sido así en las zonas de SNNP, Amhara y Harage Este de las regiones de Oromia. La situación nutricional en la región de Tigray es estable, mientras que la tendencia de admisiones al Programa de Alimentación Terapéutica para el pasado marzo no es clara debido a las bajas tasas de reportación. El Gobierno, así como sus socios y aliados, han fortalecido las intervenciones de nutrición en las áreas dónde se ha registrado una situación nutricional alarmante.

En asistencia nutricional de emergencia, desde el 14 de mayo, el 97% de la primera ronda fue despachada y el 82% de las raciones, distribuidas. En tanto que, para la misma fecha, la segunda ronda fue despachada en un 25% y distribuida en un 8%. El Mecanismo de Financiación del Riesgo del Programa "Red de Seguridad Productiva" (Productive Safety Net Programme) de Etiopía, cubrirá las necesidades de la población beneficiaria en dicho programa de la segunda a la cuarta ronda.

En lo que a población refugiada respecta, dado el incremento del influjo de refugiados y refugiadas de Sudán del Sur, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (UNHCR, por su sigla en inglés), espera, al momento, entre 300.000 y 350.000 personas refugiadas en Gambella para el mes de diciembre de 2014.

Para descargar el documento completo véase el siguiente enlace: http://reliefweb.int/sites/reliefweb.int/files/resources/Ethiopia%20Humanitarian%20Bulletin_19%20May%202014.pdf

Fuentes: http://reliefweb.int ; http://www.odihpn.org ; http://www.unocha.org

Fuente de la fotografía: http://kids.britannica.com/comptons/art-125749/Swarms-of-desert-locusts-invade-the-grasslands-of-Ethiopia-causing

 


1 Las langostas, también conocidas como saltamontes, son insectos que han llegado a formar devastadoras plagas capaces de acabar con la vegetación de grandes extensiones de terreno