GHA14¿Cuánto se gasta en asistencia humanitaria? ¿Es suficiente? ¿Cómo y en qué se gasta? Saber la respuesta a estas interrogantes es un paso esencial para garantizar que los recursos destinados a las necesidades de las personas que viven en situaciones de crisis sean satisfechas de una manera efectiva, aunque hay ocasiones en que resulta difícil tener acceso a dicha información.

El informe 2014 del Global Humanitarian Assistance (GHA) busca responder a estas preguntas utilizando metodologías que reúnen y analizan información actualizada, ofreciendo una visión global sobre la financiación humanitaria mundial y que sirva como base a cualquier persona vinculada a la prestación, uso y comprensión de la ayuda en situaciones de crisis.

El informe nos muestra un año extraordinario en cuanto al alto nivel de escala de las crisis como de los niveles de respuesta, así como pone en el contexto las tendencias de la asistencia humanitaria. El año 2013 estuvo marcado por crisis de alta intensidad en Siria, Filipinas y la República Centroafricana, así como otros escenarios con altos niveles de necesidad, entre los que cabe destacar Sudán del Sur, Yemen y Sahel.

Este mismo año, el nivel de respuesta humanitaria internacional se ha elevado a 22 mil millones de dólares, y los donantes gubernamentales representan las tres cuartas partes del mismo. Por su parte, Estados Unidos amplió su contribución a un 24% en relación a 2012. La contribución de las fuentes privadas aumentó en un 35% en analogía con el año pasado.

A pesar de ello, más de un tercio de las necesidades estimadas fueron insatisfechas; en los llamamientos CAP de la ONU se produjo un incremento en comparación con años anteriores, pero el déficit sigue siendo importante, de tal forma que a finales de julio de 2014 estos llamamientos experimentaron un aumento significativo y un nivel de respuesta bastante lento. Además, el 78% del gasto humanitario de los donantes fue destinado a emergencias prolongadas en los países con niveles altos de pobreza y bajos niveles de gasto público.

De esta misma forma, ante la necesidad de mejorar los datos de los recursos y el impacto de la crisis sobre diferentes grupos de personas, se lleva a cabo un examen crítico exhaustivo en cuanto a la financiación y la velocidad de la misma dentro de las nuevas crisis humanitarias como de las prolongadas, ya que el desarrollo de la vida de las personas afectadas por la crisis depende, en gran medida, de la puntualidad y duración de la asistencia humanitaria.

Más información en:

http://www.globalhumanitarianassistance.org/

barreteAnte la necesidad de respuesta a los desastres y conflictos a los que se enfrenta actualmente la comunidad internacional, la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) organizará la Cumbre Mundial Humanitaria (CMH) en 2016 con el fin de reunir a personas y grupos que colaboren en la búsqueda de soluciones innovadoras que hagan frente a estos nuevos retos.

Algunos de los temas que se abordarán en la CMH son: la efectividad humanitaria, la reducción de vulnerabilidades, la transformación mediante la innovación y la atención a las necesidades de las personas en situaciones de conflicto. Por esta razón, varias organizaciones se han dado a la tarea de contribuir con su investigación y aportaciones de expertos en las diferentes áreas a tratar.

Tal es el caso de CARE que, basándose en su amplia experiencia en cuanto al apoyo de la acción humanitaria y protección de las mujeres y niñas dentro de los territorios donde se encuentran las crisis más difíciles del mundo como Siria, República Democrática del Congo y Sudán del Sur, hace un llamado a la acción sobre la violencia contra las mujeres y las niñas en emergencias a través de un documento en el cual describe una serie de políticas respecto a la financiación humanitaria mundial que los gobiernos, la ONU y otras organizaciones no gubernamentales pudieran utilizar para convertir sus compromisos en acciones.

Específicamente, en cuanto a los objetivos de equidad de género, el documento recomienda reformas humanitarias globales más amplias; mejorar la rendición de cuentas a través de enfoques alineados con los marcadores de género; apoyo a la salud sexual y reproductiva en los programas de emergencias; así como intensificar los esfuerzos para involucrar a grupos de la sociedad civil de mujeres del sur en la política y la práctica humanitaria.

La CMH se llevará a cabo en Estambul (Turquía) durante el mes de mayo de 2016. Ya se han comenzado a celebrar consultas regionales técnicas y virtuales con el objetivo de incluir los resultados en el informe final de la Cumbre que ha de influir en el futuro de la acción humanitaria global. La página web de la CMH proporciona la información detallada sobre cómo las organizaciones y el público en general pueden participar.

Para más información: http://www.worldhumanitariansummit.org/

ebolActualmente la enfermedad del Ébola que se padece en África Occidental es considerada como una de las emergencias sanitarias más complejas a nivel mundial, ya que cuenta con una elevada tasa de mortalidad. Esta epidemia comenzó en la región forestiêre y Conakry, posteriormente se propagó a los países de Liberia y Sierra Leona. Es un virus que afecta gravemente a las personas y debido a que su contagio es por contacto directo su propagación avanza rápidamente.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado la epidemia como una emergencia de salud pública de importancia internacional, pues la enfermedad ha contagiado a más de tres mil personas aproximadamente de los cuales el 50% de los casos han sido letales. Por esta razón, se ha recomendado a los países afectados que emprendan las medidas preventivas necesarias para evitar el incremento de casos.

La situación se ha convertido en una crisis humanitaria porque la epidemia se ha propagado en zonas rurales y comunidades de África donde el acceso a una adecuada atención médica es difícil; esto ha dado lugar a que numerosas organizaciones internacionales hayan puesto en marcha campañas para combatirla y evitar que salga de control buscando sensibilizar e informar a las comunidades que la padecen de los principales síntomas.

Asimismo, se ha comenzado a brindar una atención médica adecuada a las zonas afectadas ya que, al tratarse de una enfermedad de fácil contagio, los casos requieren de cuidados intensivos. Es necesario también que las pruebas para detectar su presencia sean rápidas y efectivas, para que de esta forma, se logre un aislamiento de quien la padece en el menor tiempo posible.

Cabe mencionar que a pesar de que el primer caso de ébola se detectó en 1976, no se cuenta con algún tratamiento específico aprobado que cure la enfermedad; es por ello que varios equipos de investigadores se han dado a la tarea de desarrollar productos y medicamentos que contribuyan al combate eficaz contra el virus, aunque dichos tratamientos continúan en fase de desarrollo.

Respuesta activa ante la epidemia

Ante la grave perspectiva, algunas organizaciones no han sido indiferentes y desde hace tiempo han emprendido acciones para que la epidemia no siga cobrando vidas, tal es el caso del equipo de la Cruz Roja o Médicos Sin Fronteras (MSF) que lleva meses proporcionando medicamentos y atención sanitaria a las diferentes comunidades afectadas. A su vez, han instalado diferentes centros de tratamiento con zonas de aislamiento y laboratorios móviles para evitar el riesgo de propagación; sin embargo, aseguran que no es suficiente y que se requiere de una mayor colaboración por parte de la comunidad internacional.

Acción contra el Hambre (ACH) ha implementado programas que contribuyan a la reducción de riesgo mediante estructuras y sistemas de agua clorada. De la misma forma, otras organizaciones como Plan España, Médicos sin Fronteras o Save the Children han puesto en marcha programas que ayuden a la mejora de la salud pública a través de la prevención y sensibilización; UNICEF, por ejemplo, ha formado equipos de voluntarios y comunicadores, denominados "animadores" que tienen como función visitar cada casa con el objetivo de brindar información preventiva a la población.

Por su parte, la Oficina de Acción Humanitaria (OAH) de la Agencia Española de Cooperación (AECID) ha destinado más de 500.000 euros como apoyo a las intervenciones de éstas y otras organizaciones para la reapertura de hospitales, nuevos centros de tratamiento, equipo médico y material de protección.

Fuentes consultadas:

MSF

20 minutos

AECID

OMS

Fuente de fotografía:

http://www.aecid.es/ES/Paginas/Sala%20de%20Prensa/Noticias/2014/2014_08/08-28-ebola2.aspx

 Aunque como siempre con retraso, la comunidad internacional se está haciendo eco y ya se ha dado la voz de alarma ante los ataques militares de Israel sobre la Franja de Gaza. En concreto en el seno del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas y en respuesta a la ofensiva militar de Israel sobre la Franja de Gaza, se ha aprobado una resolución en el marco de las Naciones Unidas que condena a Israel e insta a la creación de una comisión para investigar los crímenes y violaciones del derecho internacional que se hayan podido cometer. Esta resolución fue aprobada con 29 votos a favor, 17 abstenciones y el voto en contra de Estados Unidos, fiel aliado de Israel.

El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon mantuvo una reunión con el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, el propósito de aumentar los esfuerzos por la Comunidad Internacional, la pronta declaración de un alto al fuego y las reanudaciones del dialogo entre Israel y Palestina.

De forma paralela, la Alta Comisionada de Naciones Unidas, Navi Pillay, ha anunciado que los acontecimientos podrían ser calificados como crímenes de guerra y ha resaltado la importancia de llevar a cabo una investigación independiente de los hechos debido a que ningún Estado es impune ante el incumplimiento de los principios y las leyes internacionales.

Navi Pillay ha hecho un claro llamamiento a todas las partes para que se ajusten al derecho internacional y ha subrayado que se debe respetar la vida de los civiles, incluidos los niños y niñas, puesto que de no cumplir con los principios del derecho internacional, los hechos podrían ser calificados de crimen de guerra y lesa humanidad. Además de insistir una vez más en el levantamiento del bloqueo de Israel a Gaza, recordó que debe respetarse el principio de proporcionalidad y que más del 70% de la población son civiles, en su mayoría mujeres y niños.

La resolución llega 16 días después de que comenzara la ofensiva israelí y condena la violación sistemática de los derechos humanos y las libertades fundamentales que se han dado en los enfrentamientos palestino-israelíes. Ya son más de 4.700 los heridos en la Franja de Gaza, más de 110.000 personas desplazadas, y 725 los muertos según fuentes oficiales.

Ante estas actuaciones y ante futuras represalias a las actuaciones ofensivo militares Israelíes, la indignación de Israel ha llevado a calificar de "parodia" la decisión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU de investigar los crímenes y violaciones del derecho internacional que se hayan podido cometer en su operación militar en Gaza.

Sin embargo, han sido muchos los objetivos atacados por los Israelíes en el Frente de Gaza y según el Comité Internacional de Cruz Roja (CICR), han sido cuatro ataques como mínimo contra el hospital. Se han convertido las unidades de cuidados intensivos, servicios médicos y el pabellón quirúrgico, en objetivos directos de ataque, lo que vulnera de forma flagrante el derecho internacional humanitario. Un equipo del CICR visitó el lugar y evaluó los daños para poner en marcha la ayuda y el apoyo, ya que como indica Christian Cardon, jefe de la subdelegación del CICR en Gaza, dijo que "incluso en medio de la guerra, las personas deben tener la posibilidad de recibir asistencia médica en condiciones de seguridad".

Por su parte, Médicos Sin Fronteras ha emitido un comunicado en el que expone su preocupación ante el hecho de que la mayoría de muertos y heridos sean civiles y que no se esté garantizando la seguridad del personal médico sanitario y las estructuras de salud. Además pide a Israel el cese inmediato de los bombardeos a los civiles atrapados en la Franja de Gaza.

La situación humanitaria es alarmante y como indica la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) sólo en los últimos dos días cinco familias completas de palestinos han muerto, compuestas por 36 miembros en total. Por otra parte las cifras proporcionadas por OCHA alcanzan en Gaza a 1.8 millones de personas afectadas, el ataque ha causado heridas a más de 3. 500 individuos, de los que 1.100 son niños y 1. 500 son mujeres, y que al menos 117 mil personas han debido desplazarse para huir de la violencia. Según OCHA el número de viviendas destruidas o severamente dañadas son 665, y que 3. 175 hogares presentan daños, aunque aún son habitables. Asimismo, han sido dañadas 90 escuelas y 18 unidades de salud de Gaza. Además ya son al menos 140 mil menores palestinos requieren de atención psicosocial especializada debido al trauma sufrido por la ofensiva.

invitacion-ONU_RespiraPAZComo parte de su misión es ayudar a las naciones a establecer y mantener la paz dentro y fuera de sus territorios, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) presentó ayer, 16 de julio en Bogotá, la campaña "Colombia Respira Paz", con el objeto de promover una cultura de paz por medio de actividades sencillas que propicien la reflexión sobre el rol de cada cual para conseguir la convivencia esperando llegar a todo el país.

Las cifras de violencia en Colombia demuestran que la paz no se construye únicamente en la mesa de conversaciones, sino que solo es alcanzable en la medida en que cada persona tome conciencia de su responsabilidad a través de sus acciones y su relación con la comunidad, la familia, el entorno y de manera especial en la cotidianidad. Los esfuerzos de promocionar una cultura de paz ayudarán a abonar el terreno para que una paz negociada se asiente exitosamente en el país.

Más información aquí