Imprimir

GHA14¿Cuánto se gasta en asistencia humanitaria? ¿Es suficiente? ¿Cómo y en qué se gasta? Saber la respuesta a estas interrogantes es un paso esencial para garantizar que los recursos destinados a las necesidades de las personas que viven en situaciones de crisis sean satisfechas de una manera efectiva, aunque hay ocasiones en que resulta difícil tener acceso a dicha información.

El informe 2014 del Global Humanitarian Assistance (GHA) busca responder a estas preguntas utilizando metodologías que reúnen y analizan información actualizada, ofreciendo una visión global sobre la financiación humanitaria mundial y que sirva como base a cualquier persona vinculada a la prestación, uso y comprensión de la ayuda en situaciones de crisis.

El informe nos muestra un año extraordinario en cuanto al alto nivel de escala de las crisis como de los niveles de respuesta, así como pone en el contexto las tendencias de la asistencia humanitaria. El año 2013 estuvo marcado por crisis de alta intensidad en Siria, Filipinas y la República Centroafricana, así como otros escenarios con altos niveles de necesidad, entre los que cabe destacar Sudán del Sur, Yemen y Sahel.

Este mismo año, el nivel de respuesta humanitaria internacional se ha elevado a 22 mil millones de dólares, y los donantes gubernamentales representan las tres cuartas partes del mismo. Por su parte, Estados Unidos amplió su contribución a un 24% en relación a 2012. La contribución de las fuentes privadas aumentó en un 35% en analogía con el año pasado.

A pesar de ello, más de un tercio de las necesidades estimadas fueron insatisfechas; en los llamamientos CAP de la ONU se produjo un incremento en comparación con años anteriores, pero el déficit sigue siendo importante, de tal forma que a finales de julio de 2014 estos llamamientos experimentaron un aumento significativo y un nivel de respuesta bastante lento. Además, el 78% del gasto humanitario de los donantes fue destinado a emergencias prolongadas en los países con niveles altos de pobreza y bajos niveles de gasto público.

De esta misma forma, ante la necesidad de mejorar los datos de los recursos y el impacto de la crisis sobre diferentes grupos de personas, se lleva a cabo un examen crítico exhaustivo en cuanto a la financiación y la velocidad de la misma dentro de las nuevas crisis humanitarias como de las prolongadas, ya que el desarrollo de la vida de las personas afectadas por la crisis depende, en gran medida, de la puntualidad y duración de la asistencia humanitaria.

Más información en:

http://www.globalhumanitarianassistance.org/

More articles from this author