ebolActualmente la enfermedad del Ébola que se padece en África Occidental es considerada como una de las emergencias sanitarias más complejas a nivel mundial, ya que cuenta con una elevada tasa de mortalidad. Esta epidemia comenzó en la región forestiêre y Conakry, posteriormente se propagó a los países de Liberia y Sierra Leona. Es un virus que afecta gravemente a las personas y debido a que su contagio es por contacto directo su propagación avanza rápidamente.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado la epidemia como una emergencia de salud pública de importancia internacional, pues la enfermedad ha contagiado a más de tres mil personas aproximadamente de los cuales el 50% de los casos han sido letales. Por esta razón, se ha recomendado a los países afectados que emprendan las medidas preventivas necesarias para evitar el incremento de casos.

La situación se ha convertido en una crisis humanitaria porque la epidemia se ha propagado en zonas rurales y comunidades de África donde el acceso a una adecuada atención médica es difícil; esto ha dado lugar a que numerosas organizaciones internacionales hayan puesto en marcha campañas para combatirla y evitar que salga de control buscando sensibilizar e informar a las comunidades que la padecen de los principales síntomas.

Asimismo, se ha comenzado a brindar una atención médica adecuada a las zonas afectadas ya que, al tratarse de una enfermedad de fácil contagio, los casos requieren de cuidados intensivos. Es necesario también que las pruebas para detectar su presencia sean rápidas y efectivas, para que de esta forma, se logre un aislamiento de quien la padece en el menor tiempo posible.

Cabe mencionar que a pesar de que el primer caso de ébola se detectó en 1976, no se cuenta con algún tratamiento específico aprobado que cure la enfermedad; es por ello que varios equipos de investigadores se han dado a la tarea de desarrollar productos y medicamentos que contribuyan al combate eficaz contra el virus, aunque dichos tratamientos continúan en fase de desarrollo.

Respuesta activa ante la epidemia

Ante la grave perspectiva, algunas organizaciones no han sido indiferentes y desde hace tiempo han emprendido acciones para que la epidemia no siga cobrando vidas, tal es el caso del equipo de la Cruz Roja o Médicos Sin Fronteras (MSF) que lleva meses proporcionando medicamentos y atención sanitaria a las diferentes comunidades afectadas. A su vez, han instalado diferentes centros de tratamiento con zonas de aislamiento y laboratorios móviles para evitar el riesgo de propagación; sin embargo, aseguran que no es suficiente y que se requiere de una mayor colaboración por parte de la comunidad internacional.

Acción contra el Hambre (ACH) ha implementado programas que contribuyan a la reducción de riesgo mediante estructuras y sistemas de agua clorada. De la misma forma, otras organizaciones como Plan España, Médicos sin Fronteras o Save the Children han puesto en marcha programas que ayuden a la mejora de la salud pública a través de la prevención y sensibilización; UNICEF, por ejemplo, ha formado equipos de voluntarios y comunicadores, denominados "animadores" que tienen como función visitar cada casa con el objetivo de brindar información preventiva a la población.

Por su parte, la Oficina de Acción Humanitaria (OAH) de la Agencia Española de Cooperación (AECID) ha destinado más de 500.000 euros como apoyo a las intervenciones de éstas y otras organizaciones para la reapertura de hospitales, nuevos centros de tratamiento, equipo médico y material de protección.

Fuentes consultadas:

MSF

20 minutos

AECID

OMS

Fuente de fotografía:

http://www.aecid.es/ES/Paginas/Sala%20de%20Prensa/Noticias/2014/2014_08/08-28-ebola2.aspx