Imprimir

 

IMG_9529

 La Casa Encendida y el IECAH celebran la primera sesión del ciclo “El papel de España en el Mundo” destinada a analizar y poner en contexto el estado de las relaciones entre España y los países de América Latina.

La ausencia de una política común que tenga en cuenta la diversidad de los pueblos a ambos lados del Atlántico centraron las intervenciones de Pedro Pérez (IELAT) y del historiador y periodista hispano-colombiano, Miguel Ángel Bastenier.

 

Madrid, 6 de abril

 

Ayer, 5 de abril, dio comienzo el ciclo “El papel de España en el mundo”, organizado por La Casa Encendida y el Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (IECAH) con la primera sesión que analizó en profundidad las relaciones entre España y América Latina. Francisco Rey Marcos, codirector del IECAH y Blanca Rosillo fueron los encargados de inaugurar el ciclo que se desarrollará hasta el próximo 26 de abril.

 

La jornada comenzó con una dramatización de un cuento de Eduardo Galeano de la mano de Miguel Martínez y Miguel Nava, en el que la palabra y la música se entrelazaron creando el ambiente propicio para inaugurar la jornada y de paso recordar a dicho autor de reconocido prestigio. Eduardo Galeano.

 

La charla-coloquio estuvo protagonizada por Pedro Pérez Herrero (director del Instituto Universitario de Investigación en Estudios Latinoamericanos de la UAH) y Miguel Ángel Bastenier (periodista del El País e historiador hispanocolombiano) que analizaron desde distintos puntos de vista el estado de la política exterior española en relación a América Latina.

 

¿De qué manera el proceso de las relaciones entre España y América Latina ayuda a explicar su desarrollo actual? ¿Se pueden analizar de manera autónoma o hay que considerar otros actores? ¿Qué actores y fuerzas profundas entran en juego a la hora de analizarlas? ¿Existe algún elemento sistémico tanto geopolítico como geoeconómico que se puede identificar para enmarcar estas relaciones? Estas y otras muchas preguntas obtuvieron su respuesta por parte de la mesa, moderada por Bruno Ayllón, investigador asociado al Instituto Universitario de Desarrollo y Cooperación de la Universidad Complutense de Madrid (IUDC-UCM).

 

“En la actualidad no hay prácticamente ninguna relación con ningún país de América Latina”, comenzó tajante Pedro Pérez su intervención. La ausencia de una política de estado explicaría esta ausencia de relaciones a las que se sumaría cierto desprecio existente hacia unos pueblos que “no consideremos iguales a nosotros”, subrayó.

 

La actitud despreciativa hacia el continente americano, que estuvo presente en la argumentación de Pedro Pérez no es casual, y ubica su germen en las Cortes de Cádiz de 1812 y la actuación de los liberales de las Cortes gaditanas: “La independencia de América Latina se produce porque las Cortes de Cádiz y las Cortes de Madrid premeditadamente impiden establecer la construcción de esa comunidad latinoamericana” sentenció.

 

La existencia de una élite (blanca y europea) con capacidad normativa y capacidad para influir en el resto del país sigue siendo una realidad que dificulta el desarrollo de los países en América Latina y su relación con España, de acuerdo con Miguel Ángel Bastenier: “Son países no inclusivos y esto explica, de alguna manera, ciertos hechos como los golpes de estado tan frecuentes en la historia del continente americano”.

 

¿Redefinir estrategias de política exterior tras la crisis económica? ¿Qué balance se puede hacer de las relaciones con América Latina del último Gobierno de Mariano Rajoy? ¿Se ha deteriorado la imagen de España en América Latina? ¿Qué imágenes de América Latina existen en España? ¿Cuál ha sido el papel de España en algunos procesos recientes de España como la relación Cuba/EEUU, el proceso de paz colombiano o la situación de Venezuela? Estas fueron algunas de las preguntas lanzadas y que obtuvieron respuestas para analizar el estado actual de las relaciones que mantiene España con los países del contexto latinoamericano.

 

Con la entrada de España en la Unión Europea en 1986, España deja de ser autónoma en el diseño de su política exterior en América Latina para pasar a ejercerla a través de la UE donde va perdiendo paulatinamente peso específico, pese a la creación de las cumbres iberoamericanas que se vienen celebrando desde 1991, hasta llegar a plantear la necesidad de repensar por completo la política exterior.

 

Pedro Pérez se mostró contrario a considerar las relaciones entre España y América Latina como algo puramente comercial: “las relaciones son entre personas y entre sociedades”, criticando el modelo de negocio e inversión en el continente americano que replica modelos colonialistas del pasado. “Los diplomáticos no han comprendido que las relaciones no son para hacer negocio, son para construir un espacio diverso, con diferentes culturas y tradiciones que no queremos reconocer”. Para ello, en palabras de Pérez “el primer paso siempre es aceptar la pluralidad tanto de España como de América Latina”.

 

En línea con el pensamiento de Pedro Pérez, Miguel Ángel Bastenier se lamenta de la “pésima imagen que dan empresarios y comerciantes en los países de América Latina”. Aspecto que dificulta el hecho de poder tomar partido en los procesos tan relevantes como el proceso de paz colombiano, donde no existe la posición española.

 

¿De qué manera afecta la incertidumbre de la política española a las relaciones con América Latina? ¿Qué papel tiene que jugar España si tiene que jugar algún en países como Cuba? ¿Qué políticas de reconocimiento mutuo hay que trabajar? ¿Qué papel juegan los medios de comunicación en la generación de percepciones en la población española? ¿Qué futuro tienen las cumbres iberoamericanas? Estas fueron las cuestiones que fueron respondidas a la hora de plantear el futuro que depara a las relaciones entre España y América Latina.

 

“Lo primero que tiene que hacer España es poner la casa en orden”, recordaba Miguel Ángel Bastenier, quien focalizaba en el problema catalán el origen de la distorsión existente en América Latina sobre la realidad española. En cuanto al futuro, según el periodista e historiador pasa por hacer una España atractiva hacia América Latina que permita encauzar el camino de las relaciones.

 

Por su parte, Pedro Pérez, culminó su intervención recordando que España y América Latina son dos identidades que no existen. “Tenemos que empezar a reconocer que tanto España como América Latina están habitadas por una pluralidad de culturas diferentes que merecen ser reconocidas”, afirmó. Y concluyó: “si reconocemos las diversidad empezaremos a entendernos”.

 

Sesión 2 “La España dual: otra vuelta de tuerca”

 

Miércoles, 13 de abril

 

Auditorio 19:00 – 21:00

 

19:00 h. Charla-coloquio con:

 

Modera: Áurea Moltó. Subdirectora de Política Exterior y directora de políticaexterior.com

***

Recordad:

Cada una de las sesiones del ciclo tendrá lugar en el auditorio de La Casa Encendida (Ronda de Valencia 2, Madrid) y dará comienzo a las 19.00 horas.

Síguenos en Facebook y Twitter en #EspañaEnMundo

Para más información relativa al ciclo haga clic aquí

Entrada libre hasta completar aforo

 

 

 

.iecah.

Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria

C/ Jaén 13 - Local, 28020 Madrid

Tel: (00 34) 91 377 14 98

www.iecah.org

More articles from this author