muertos-heridos-explotar-coche-Libano_TINIMA20140116_0238_5Para teinteresa.es

El impacto de la Guerra Civil sobre la población y la crisis humanitaria que implica son alarmantes: más de 130.000 muertos, 700.000 refugiados y más de dos millones de desplazados dentro del país y más de la mitad de la población necesitada de ayuda humanitaria. A esta alarmante situación hay que añadir una nueva amenaza relacionada con los grupos yihadistas que operan en la región y que han convertido a Oriente Medio en un polvorín.

El miércoles se celebra en Montreux (Suiza) la conferencia Ginebra II a la que asistirán representantes del régimen y de la oposición, en teoría, para buscar un consenso para articular una solución al conflicto. Sin embargo la Conferencia está condenada al fracaso antes de su inauguración. Así lo explica a www.teinteresa.es el codirector del Instituto de sobre Conflictos y Acción Humanitaria (Ieach), Jesús Nuñez, que asegura "será una decepción porque faltan actores fundamentales implicados en violencia como el Frente Islámico, que aglutina a los grupos islamistas, y los grupo yihadistas como el Frente Al Nusra y el ISIL".

Dada la posición geopolítica de Siria, el conflicto ya se ha extendido a toda la región y toda la comunidad internacional está implicada en su solución. Estados Unidos, Rusia, Irán, Israel, Turquía, Arabia Saudí y la ONU lideran la Conferencia que también cuenta con la participación de , la Coalición Nacional para las Fuerzas de la Oposición y la Revolución Siria.

Aunque, en un momento EEUU mostró su apoyo inicial a los rebeldes, su respaldo disminuyó a medida que aumentó el protagonismo de las fuerzas yihaditas dentro de las fuerzas rebeldes. Al Assad no ha sido derrocado porque no se le ve una alternativa y acude mucho más fortalecido a la conferencia del miércoles.

Jesús Núñez explica que a diferencia del verano de 2013, cuando las fuerzas leales a Bashar al Assad estaban más debilitadas, "ahora han recuperado terreno y se encuentran más fuertes." Además, se encuentra en una posición ventajosa frente a los rebeldes dada su heterogeneidad y existencia de grupos yihadistas dentro de este grupo.

"Realmente no hay nada muy esperanzador en términos de finalización al conflicto o fin al sufrimiento de la población, acosada tanto por unos como por otros", subraya el director del Iecah.

Irán, un invitado de última hora con gran peso regional

El secretario general de Naciones Unidas anunció este domingo que ha invitado al Gobierno iraní a participar en el primer día de la conferencia de paz sobre el conflicto sirio. Ban ha apuntado que, tras varias conversaciones en los últimos días con el ministro de Exteriores iraní, ha constatado que su participación jugará un papel positivo y constructivo en Ginebra II.

Para el experto, la participación de Irán es lo "correcto" y una de las consecuencias de haber renunciado a su programa nuclear. "Le otorga protagonismo como agente regional" y abre el proceso al reconocimiento de su importancia como agente regional.

Sin embargo, su participación no gusta a todos los participantes. Entre quienes rechazan sus asistencia a las conversaciones de paz figura la propia Coalición Nacional para las Fuerzas de la Oposición y la Revolución Siria, que ha lanzado un ultimátum: o Irán o nosotros.

No pinta bien Ginebra II. A dos día para la inauguración, no hay consenso ni para decidir los interlocutores válidos por lo que una solución o alto el fuego parecen muy poco probables tanto por la voluntad de unos como de otros.