OCHA_Salvando_vidas_foto

 

La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA), en colaboración con DARA, lanzó el 31 de marzo el informe "Salvando vidas hoy y mañana: la gestión del riesgo de crisis humanitarias" en la ciudad de Nueva York. Dicho documento insta a los países a abandonar el enfoque actual de reacción ante las crisis y desastres naturales y a priorizar la anticipación y la prevención de las causas que provocan dichos fenómenos.

Resumen

Durante la última década, el número de personas afectadas por crisis humanitarias se ha duplicado. Mientras tanto, las necesidades de financiación se han más que triplicado a 12,9 mil millones de dólares al año, un aumento del 430 % entre 2004 y 2013. El aumento de las crisis, la incapacidad colectiva para resolver los desastres prolongados, y la interacción de los nuevos desafíos mundiales (tales como la escasez de agua, el cambio climático, la volatilidad de precios de los alimentos y la rápida urbanización) han dado lugar a un déficit global en la capacidad operativa y financiera de los gobiernos y de las organizaciones humanitarias para dar respuesta a tales situaciones.

Dicho esto, se esboza la desconexión vigente entre la manera en que las agencias humanitarias perciben los riesgos y la forma en que los donantes asignan fondos, apuntando que es imprescindible cambiar la forma en que se afrontan las crisis.

Principales conclusiones

• La financiación para la reducción del riesgo de desastres es inadecuada.

• La gestión del riesgo y la prevención son más rentables que la respuesta.

• Las organizaciones humanitarias no están preparadas para utilizar el análisis de riesgos y tomar decisiones.

¿Por qué es importante este informe?

La mejor forma de mitigar el sufrimiento es, en primer lugar, impidiendo las causas que provocan las crisis. El cambio a un enfoque preventivo podría tener resultados significativos, incluyendo una reducción y, en algunos casos, una prevención de ciertas crisis: una mayor rentabilidad y no un enfoque puramente de respuesta; una mayor contribución a los resultados del desarrollo y un empoderamiento de las comunidades vulnerables a través del fortalecimiento de capacidades y medidas de protección social.

¿Por qué ahora?

El mundo se está preparando para la puesta en marcha de un nuevo marco de desarrollo global a partir de 2015, un nuevo acuerdo que sustituya al Marco de Acción de Hyogo (MAH) para la Reducción del Riesgo de Desastres en 2015 y la Cumbre Mundial Humanitaria está programada para 2016, donde la gestión del riesgo será uno de los cuatro temas principales. Los próximos meses ofrecen una oportunidad única para dar forma al sistema internacional e integrar la gestión del riesgo de desastres en prevención y respuesta humanitaria.

Resumen ejecutivo

Informe completo