Imprimir

Changing_Face_HA_foto

 

La magnitud y el ritmo de las crisis que requieren una respuesta humanitaria internacional va en aumento. La frecuencia y la gravedad del cambio climático, la rápida urbanización no sostenible, la disminución de la biodiversidad, y la realidad inminente de escasez de recursos y aumento de conflictos armados son sólo algunos de los desafíos que tenemos por delante. Es irónico que, mientras la civilización humana cuenta actualmente con las tecnologías más avanzadas y se prevé una prosperidad mundial, nos encontramos ante el mayor número absoluto de personas que carecen de acceso a agua potable, alimentos, refugio y atención médica básica. El estado de la salud, la esperanza de vida, la supervivencia infantil, la democratización y la participación política, la alfabetización y matriculación, así como la igualdad de género están en su mejor momento, mientras que la incidencia de los conflictos armados se encuentra en el nivel más bajo de la historia humana. Sin embargo, pese a la mejora en los niveles globales, las deficiencias en el acceso a las necesidades básicas hacen que la preparación de un contexto humanitario sea aún más urgente ante las crisis emergentes.

Informe completo

More articles from this author