Aprendiendo_de_los_desastres_foto

 

"Aprendiendo de los desastres: Cómo los gobiernos obtienen un mayor conocimiento y cómo los organismos regionales e internacionales pueden ayudar" es una investigación basada en un reciente Foro de Gobiernos Anfitriones sobre respuestas humanitarias organizado por ALNAP (Red para un Aprendizaje Activo sobre Rendición de Cuentas y Resultados de la Acción Humanitaria), que acogió a altos representantes de Gobiernos de todo el mundo para intercambiar aprendizajes y experiencias sobre la respuesta ante los desastres.

Dicho estudio analiza cómo las autoridades nacionales de gestión de desastres y otros actores estatales aprenden y mejoran sus respuestas humanitarias con vistas a identificar prácticas actuales, retos que imposibilitan el aprendizaje y mejoras, así como las formas en que la colaboración con otros ha contribuido a superar esto.

ALNAP ha estado trabajando durante varios años para fortalecer sus vínculos con la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres (NMDA, por sus siglas en inglés) y entender así mejor la relación existente entre el sistema humanitario internacional y los estados afectados por desastres.

Dicho esto, cabe hacer especial énfasis en la existencia de un modelo analítico de tres fases en las que el conocimiento es:

• Creado mediante la evaluación, la investigación, la revisión post-actividad (RDA, por sus siglas en inglés) y la reflexión.

• Organizado en repositorios que incluyes bases de datos en línea.

• Compartido en directrices, estándares y capacitación al personal.

Entre las principales recomendaciones, cabe señalar:

Para las organizaciones internacionales e instituciones regionales:

• Pese al reconocimiento de la importancia de los fuertes vínculos con los gobiernos anfitriones, aún queda mucho camino por hacer. Hay una urgente necesidad de reforzar sus lazos con las NDMAs y facilitar así las relaciones de trabajo para mostrar un compromiso práctico ante la colaboración.

• Deben considerar el desarrollo de la capacidad y la relación con el Gobierno como una asociación estratégica a largo plazo y, por lo tanto, con los recursos necesarios.

• Resulta necesario dar prioridad a la puesta en marcha de una evaluación conjunta a modo de prueba.

Para las NMDAs:

Mayor y mejor uso de las herramientas, como las evaluaciones iniciadas tras una respuesta ante un desastre.

• Los desastres son para las NMDAs una oportunidad para fomentar un cambio legislativo o institucional. Dicha oportunidad será mayor si hay recursos, confianza y una comunicación efectiva, así como capacidad para aprender de lo realizado y aplicar las lecciones aprendidas a nuevos entornos.

La importancia de la evaluación, de los informes de revisión y del seguimiento del progreso para identificar debilidades e influir en la obtención de recursos complementarios en la gestión de desastres.

La necesidad de un apoyo bilateral por parte de las NDMAs con el fin de aumentar un entendimiento compartido y fomentar un enfoque de planificación a largo plazo.

Informe completo

Más información en:

http://www.alnap.org/resource/11102