Imprimir

Foto_InformeAmnista2013

 

Amnistía Internacional es un movimiento global, independiente de todo gobierno, ideología política, interés económico y credo religioso, trabaja a favor del respeto y la protección de los principios de derechos humanos internacionalmente reconocidos. Su misión consiste en realizar labores de investigación y acción centradas en impedir y poner fin a los abusos graves contra los derechos humanos.

El Informe 2013 de Amnistía Internacional documenta el estado de los derechos humanos durante 2012. El prólogo y el análisis individual de cada uno de los 159 países y territorios trazan una perspectiva global de los abusos y las violaciones de derechos humanos perpetrados por quienes detentan poder. Sin embargo, la ausencia de un apartado de un determinado país o territorio no significa que allí no se produjeron violaciones de los derechos humanos. Tampoco debe fundamentar la extensión dedicada a cada país, comparación alguna sobre el grado de preocupación de la organización. Se señalan varios aspectos destacables en cuanto al estado de los derechos humanos en el mundo.

Por un lado, el informe señala que, durante 2013, la comunidad internacional ha sido testigo de varias emergencias de derechos humanos, desde Corea del Norte hasta Malí, Sudán o República Democrática del Congo (RDC), que han obligado a muchas personas a buscar un lugar seguro, en sus propios países o cruzando las fronteras. No obstante, según lo constatado, Gobiernos de todo el mundo han mostrado más interés en proteger sus fronteras nacionales que en proteger los derechos de las personas. La organización, en su espíritu de denuncia, destaca que el respeto a la soberanía de un Estado no puede ser utilizado como una excusa para la inacción. Adicionalmente, el informe incluye referencias a los abusos de género, no abordados por muchos países. Soldados y grupos armados cometieron violaciones sexuales en Malí, Chad, Sudán y RDC; los talibanes ejecutaron a mujeres en Afganistán y Pakistán, y se negó el acceso a abortos seguros a mujeres y niñas embarazadas a consecuencia de una violación o cuyos embarazos suponían una amenaza para su salud o su vida en países como Chile, El Salvador, Nicaragua y República Dominicana.

Además, por otra parte, el informe subraya que, en toda África, los conflictos, la pobreza y los abusos perpetrados por las fuerzas de seguridad pusieron al descubierto la debilidad de la protección a los derechos humanos, incluso en un momento en que el continente se preparaba para la conmemoración del 50 aniversario de la Unión Africana (UA), que se celebra con una gran cumbre en Etiopía la semana del 19 al 27 de mayo de 2013.

Conjuntamente, se reportan ataques a la libertad de expresión en Asia y Oceanía, mientras que en Europa los Gobiernos no asumen sus propias obligaciones sobre el impacto que las medidas de ajuste tienen en los derechos de acceso a la salud, la educación o la vivienda.

En cuanto a los avances en materia de derechos humanos, el informe hace referencia a los países de Oriente Medio y el norte de África donde los líderes autocráticos fueron derrocados, aumentando la libertad de los medios de comunicación y las oportunidades para la sociedad civil. Sin embargo, aún aquí hubo retrocesos, como los desafíos a la libertad de opinión por motivos religiosos o de moral. Se recrudecieron los conflictos en Siria, así como entre Israel y Gaza.

También en materia de avances, el informe constata también un retroceso en la pena de muerte a nivel global, así como un paso importante hacia la justicia por violaciones de derechos humanos cometidas en el pasado, gracias a los procesos judiciales emprendidos en Argentina, Brasil, Guatemala y Uruguay.

En suma, el Informe 2013 de Amnistía Internacional da testimonio de la lucha por la justicia. Sin importar las fronteras y desafiando fuerzas e intereses contrarios, hombres y mujeres de todas las regiones del mundo se alzaron para exigir el respeto de sus derechos y proclamar su solidaridad con quienes sufrían represión, discriminación, violencia e injusticia. Tanto las acciones de estas personas frente a las violaciones de derechos, como el recorrido que de ellas realiza Amnistía Internacional en su Informe 2013, demuestran que el movimiento de derechos humanos es fuerte, tiene firmes raíces y es un poderoso motor de cambio que inspira esperanza en millones de personas.

Informe completo

Fotografía Adjunta: Foto_InformeAmnistía.jpg

Pie de foto: Informe 2013 de Amnistía Internacional

Fuente:

http://amnistiainternacional.org/publicaciones/198-informe-2013-amnistia-internacional.html

More articles from this author