Hambre_en_zona_de_guerra_imagen

 

El conflicto en Siria ha provocado la muerte de miles de niños y niñas. Muchos de ellos siguen estando en Siria, atrapados dentro de un conflicto que no causaron, una guerra que está acabando con sus medios de vida: agua, alimentos y atención médica.

El 24 de septiembre de 2013 Save The Children publica un informe que lleva por título "Hambre en zona de guerra". En él se pone de manifiesto la creciente crisis existente detrás del conflicto que vive la región, así como los retos a los que se enfrenta la sociedad civil para acceder a la ayuda humanitaria y los pasos que la ONG considera imprescindibles para poder hacer frente a tales desafíos. La falta de acceso a alimentos, los precios desorbitados y la caída de la producción de alimentos está poniendo en peligro de desnutrición a los niños y niñas sirios.

La situación que numerosas familias están viviendo es acuciante. Naciones Unidas declara que hay 4 millones de sirios, la mitad de ellos menores de edad, que precisan ayuda alimentaria de emergencia. Asimismo, según datos proporcionados por diversas ONG, tales cifras son aún mayores y sólo en 7 provincias hay más de 10.500.000 personas que necesitan ayuda. La ONU afirma que son muchos los niños y niñas que están muriendo debido a la desnutrición y la falta de atención sanitaria.

El presente documento hace un llamamiento inmediato a la comunidad internacional con el fin de garantizar que el pueblo sirio recibe los suministros básicos, los alimentos y el respaldo que necesita.

Para ver el informe completo, haga clic aquí