Foto_Sahel_-_Intermn_Oxfam 

Dada la continua gravedad de la crisis que está sufriendo la región del Sahel, queremos destacar el trabajo realizado por el Programa Mundial de Alimentos e Intermón Oxfam.

 

PMA

El hambre continúa aumentando en toda la región del Sahel en África Occidental, una franja enorme de territorio que se extiende por ocho países desde Chad en el este hasta Senegal en el oeste. A continuación, un resumen de la situación en cada país de está región y lo que estamos haciendo para asistir a las personas que viven allí.

Níger

La situación: Incluso antes de la crisis, las tasas de desnutrición eran altas. El año pasado la tasa global de desnutrición aguda alcanzaba al 20 por ciento de los niños menores de dos años. Las lluvias irregulares y las plagas han afectado las cosechas en el centro y el oeste del país, en donde se ha presentado un déficit de cereales de más de 500.000 toneladas métricas. Los precios de todos los cereales están muy por encima de la media estacional registrada en los últimos cinco años.

Lo que estamos haciendo: El PMA ha puesto en marcha una operación de emergencia para asistir a 4,18 millones de personas en el 2012, dándole un enfoque especial a los niños menores. Un 35 por ciento de las personas que están siendo atendidas recibirán dinero en efectivo. Más de 600.000 personas ya han recibido apoyo a través de programas de alimentos y efectivo por trabajo.

Mauritania

La situación: La lluvias irregulares han reducido los pastos del ganado y también ha afectado las cosechas. Los altos precios de los alimentos también están teniendo un impacto. Alrededor del 25 por ciento de los hogares sufren inseguridad alimentaria (aproximadamente 700.000 personas). El este y el sur son las regiones más afectadas del país. En 2011, el rendimiento del cultivo fue un 34 por ciento por debajo de la media de hace 5 años.

Lo que estamos haciendo: La operación de emergencia del PMA tiene como objetivo apoyar a 506.000 personas a través de varios programas, incluyendo transferencias en efectivo y alimentos por trabajo; y la distribución de alimentos especiales destinados a combatir la desnutrición. También hay una operación en marcha para apoyar a más de 95.000 refugiados procedentes de Malí.

Chad

La situación: En la banda del Sahel que cruza el país, los pastos están muy secos debido a las bajas y tardías lluvias. En el 2011 la producción de cereales se redujo en un 50 por ciento en comparación con el 2010. Según una Evaluación de Seguridad Alimentaria Pos-cosecha se demostró que 3,5 millones de personas se encuentran en necesidad de alimentos. El alejado país de Chad, enfrenta enormes retos logísticos a la hora de enviar ayuda alimentaria.

Lo que estamos haciendo: En abril se puso en marcha la principal operación del PMA, que tiene como objetivo ayudar a 1,5 millones de personas. Esto incluye raciones de alimentos para todos los niños menores de dos años y madres con bebés. Se implementarán programas de alimentos por trabajo los cuales serán utilizados en las siete regiones prioritarias del cinturón del Sahel. Además, más de 205.000 estudiantes recibirán alimentación escolar en 2012.

Malí

La situación: las lluvias tardías han causado una mala cosecha, las cuales según estimaciones del gobierno es un 25 por ciento menos respecto al año anterior. Los precios del sorgo y el mijo están muy altos. Se estima que 1,7 millones de personas están en riesgo de padecer hambre. La situación se ha complicado por un levantamiento rebelde en el norte. Cerca de 320.000 personas han huido por los combates, algunos hacia países vecinos.

Lo que estamos haciendo: El PMA está vigilando la situación de seguridad en Mali, especialmente en el norte del país. Por otro lado, las distribuciones de alimentos en las regiones del oeste y este iniciaron en abril. El PMA tiene en marcha una operación de emergencia para asistir a 1,02 millones de personas en 2012.

Burkina Faso

La situación: Se han reportado malas cosechas en aproximadamente el 40 por ciento del país, con una disminución del 16 por ciento en la producción de cereales en comparación con el año pasado. Cerca de 1,7 millones de personas se estima que están en riesgo de pasar hambre. Los precios de los alimentos son altos. El gobierno ha declarado una crisis alimentaria y nutricional, y ha pedido apoyo nacional e internacional.

Lo que estamos haciendo: El PMA planea asistirá un total de 1,1 7millones de personas. Nuestro objetivo es proporcionar asistencia alimentaria a las familias durante un período de cuatro meses (desde julio a octubre), coincidiendo con la temporada de carestía. Para prevenir la desnutrición aguda, el PMA proporcionará alimentos especiales para los próximos seis meses a todos los niños menores de dos años.

Senegal

La situación: Se estima que más de 1 millón de personas están en riesgo de hambre en Senegal. Los hogares han comenzado a reducir el número de comidas y a vender su ganado en las regiones más afectadas. Además de las malas cosechas, los precios de los alimentos son altos. La temporada de carestía ha iniciado más temprano.

Lo que estamos haciendo: La operación del PMA planea llegar a 862.000 de personas, comenzando en aquellas regiones más vulnerables. La asistencia también incluye la distribución de alimentos escolares en 2.900 escuelas, ayudando a las familias a enfrentar la temporada de carestía.

Camerún

La situación: La sequía en el Sahel ha afectado especialmente a las regiones Norte y Extremo Norte del país. En estas regiones los índices de desnutrición aguda global se encuentran por encima del 10% del rango "grave" y la desnutrición crónica es mayor del 40%. La situación se deteriorará en la temporada de escasez, si no se toman medidas rápidamente.

Lo que estamos haciendo: El PMA está preparando una operación de emergencia para apoyar a más de 258,000 personas. La operación se inició a finales de junio. Las actividades incluirán la asistencia alimentaria para los más vulnerables, junto con la distribución de alimentos nutritivos especiales para niños desnutridos y para las mujeres que están embarazadas o con bebés pequeños.

Gambia

La situación: el gobierno de Gambia ha pedido ayuda internacional para enfrentar la pérdida de cosechas y el alza de precios de los alimentos. La producción agrícola total se estima que ha disminuido en un 62 por ciento en comparación con 2010 y un 50 por ciento en comparación con el promedio de hace 5 años. Un poco más de 600.000 personas son vulnerables.

Lo que estamos haciendo: Trabajando junto con el gobierno y la comunidad humanitaria, el PMA está preparando una operación de emergencia para llegar a 206.000 beneficiarios. El PMA proporcionará a las familias necesitadas en las zonas rurales con alimentos como arroz, guisantes, cereales fortificados y aceite de cocina.

INTERMÓN OXFAM

Un año después de la declaración de la hambruna en Somalia, una cuarta parte de la población del país sigue sobreviviendo gracias a la ayuda humanitaria y más de un millón de personas podrían volver a sumirse de nuevo en una crisis alimentaria en los próximos dos meses, según advierte Oxfam, Intermón Oxfam en España. La organización ha pedido a la comunidad internacional que aumente la inversión en ayuda de emergencia y desarrollo a largo plazo para que los somalíes puedan ser autosuficientes a pesar de la sequía y el conflicto.

"En 2011 el mundo no actuó hasta que se declaró la hambruna, y ese retraso costó miles de vidas y dinero. Ahora, con las señales de advertencia de un empeoramiento de la crisis, debemos aprender de las lecciones del año pasado. Ahora es el momento de invertir en la ayuda - tanto en una ayuda de emergencia para salvar vidas como en un apoyo a largo plazo que ayude a las personas a enfrentar estas crisis frecuentes", ha afirmado Rosa Sala, Directora de Cooperación Internacional de Intermón Oxfam.

De acuerdo con las organizaciones locales a las que apoya Oxfam en Somalia, ha habido una mejora considerable desde la declaración de hambruna del año pasado, ya que el número de personas necesitadas de asistencia humanitaria se redujo de 3,7 millones de hace un año a 2,5 millones en la actualidad. Sin embargo, el conflicto y la escasez de lluvias de los últimos meses han afectado a la gente en un momento crucial en su intento de recuperarse de la hambruna del año pasado, de las malas cosechas, de la muerte del ganado y de la destrucción de los medios de subsistencia.

"Las organizaciones locales con las que trabajamos confirman que muchas personas vuelven a padecer nuevamente la situación de la crisis alimentaria. Los campesinos que viven lejos de los ríos son los más afectados, ya que sus campos están lejos de las zonas de riego. Si no actuamos ahora, dicen que es probable que regresen a una situación en la que la emergencia se recrudezca en los próximos 60 días. En estos momentos estamos coordinando una evaluación en las zonas de crisis, ya que esperamos ampliar los programas", añadió Rosa Sala, directora de Cooperación Internacional de Intermón Oxfam.

Malas cosechas

Respecto a la recogida de la cosecha que comenzará en toda Somalia en las próximas semanas, las expectativas son bajas a pesar de las recientes lluvias. Oxfam ha señalado que los donantes y la comunidad internacional deben aprender de las lecciones de la crisis del año pasado y aumentar la inversión ahora. Por este motivo y con el objetivo de romper este ciclo, Oxfam afirma que se necesitan programas para la mejora de la infraestructura de agua, rehabilitar la agricultura, y construir medios de subsistencia sostenibles que han demostrado que reducen los efectos de la sequía.

"Somalia necesita además de una respuesta inmediata, ayuda a largo plazo para aumentar la capacidad de la comunidad, para resistir las condiciones adversas, de modo que estas crisis alimentarias no sean recurrentes", añadió la Directora de Cooperación de Intermón Oxfam. "La comunidad internacional, los donantes y las agencias humanitarias que operan en Somalia deben implementar proyectos que den a los somalíes los medios para resistir los choques futuros, o vamos a seguir enfrentando estas crisis una y otra vez.

El Ministro Garcia-Margallo declaró ante la Comisión de Exteriores del Congreso el 22 de febrero de 2012 que "resulta intolerable que en pleno siglo XXI sucedan catástrofes como la crisis alimentaria en el Cuerno de África. España, que respondió con una generosa combinación de fondos públicos y privados a la crisis de 2011, tiene la oportunidad y responsabilidad de encontrarse entre los países donantes que lideran esta agenda de prevención y resiliencia en la región, como está comenzando a hacer en el Sahel. Además, la experiencia y peso de España como segundo donante internacional de ayuda humanitaria a Somalia en 2010 y miembro del Grupo Internacional de Contacto para Somalia le otorga una responsabilidad y valor añadido como donante en esta parte de África"

Además de la crisis alimentaria, los conflictos provocaron la suspensión temporal de algunos programas apoyados por Oxfam en algunas partes del país y retrasos en la entrega de ayuda humanitaria. Si bien los conflictos han provocado cambios en las zonas controladas por distintos grupos armados, el acceso sigue siendo difícil para las agencias de ayuda humanitaria que están respondiendo a la crisis.

Para mantener el acceso a las comunidades afectadas por la crisis, Oxfam continúa trabajando en colaboración con organizaciones locales de Somalia para llevar a cabo los proyectos humanitarios y de desarrollo en las zonas afectadas.

Notas para los editores:

• Desde que la ONU declaró el estado de hambruna en julio del año pasado, más de 1,3 millones de somalíes se han beneficiado de los programas respaldados por Oxfam. Los programas de emergencia han incluido agua y saneamiento, centros de alimentación terapéutica, ayuda directa en efectivo, y apoyo a la agricultura para los campesinos. Además de los programas de ayuda de emergencia, Oxfam ha apoyado proyectos para aumentar la resiliencia, como la perforación de pozos en el Baja Juba, la rehabilitación de canales de riego en Media Shabele, y la ordenación de pastizales en Gacan Libaax en Somalilandia.

• Según FEWSNET, las zonas más afectadas serán las comunidades agro-pastorales, como las de Hiraan, Gedo, Bay y las regiones del Baja Shabelle.

Informe del aniversario de la emergencia del Cuerno de África: http://www.intermonoxfam.org/es/accion-humanitaria/noticia/informe-un-ano-de-emergencia-de-cuerno-de-africa