buque

El IECAH saluda y apoya la decisión del gobierno español en relación al ofrecimiento del puerto de Valencia para el desembarque del buque Aquarius por razones humanitarias. Entendemos que la situación que se sufre en el Mediterráneo demanda decisiones por parte de los países de la Unión Europea más comprometidas con las necesidades de los colectivos afectados y con la protección de sus derechos. Al margen de cómo finalice la situación del Aquarius y la acogida de sus ocupantes esta decisión debe servir para que las instituciones comunitarias debatan y tomen decisiones que aborden los problemas del asilo y las migraciones desde una lógica global totalmente respetuosa con el derecho internacional.

En el ámbito español, esta nueva sensibilidad del gobierno hacia las cuestiones humanitarias deber servir para recuperar la financiación de esta modalidad de cooperación que ha sido la más recortada por el gobierno anterior, con un 85% desde el año 2011. El apoyo que la sociedad española sigue otorgando a la acción humanitaria debe reflejarse, asimismo, en medidas de carácter extraordinario por parte del gobierno y del parlamento españoles.