imgarticulo_gestion_conflictos

(Agencia EFE)

Madrid, 5 abr (EFE).- La gestión de los desastres naturales y la prevención de conflictos humanitarios puede servir para reducir el número de víctimas e incluso salvar millones de vidas.

Según el Centre for Research on the Epidemiology of Disasters (CRED), la cifra de víctimas mortales y afectados por los desastres naturales se situó en 300 millones de personas, el cinco por ciento de la población mundial.

Además, en los últimos veinte años, los desastres naturales se han triplicado y según los expertos, las amenazas vinculadas al cambio climático provocarán nuevos conflictos humanitarios como las migraciones masivas que ya está causando la desertización.
Estas cifras, junto a las futuras amenazas vinculadas al cambio climático, han obligado a los expertos a hacer un llamamiento mundial a la gestión de desastres.

La "Guía práctica de reducción del riesgo de desastres para organizaciones humanitarias de desarrollo", elaborada por el especialista en desastres de Oxfam América, Jacobo Ocharan, es un manual para evitar o reducir el impacto de los desastres.

El manual, presentado esta semana en el seminario "Gestión de Riesgos: Prevención, mitigación y Preparación ante desastres", organizado por el programa de Cooperación Internacional de Fundación "La Caixa" y el Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (IECAH).

El autor de la guía, Jacobo Ocharan, explica que "el desastre y sus víctimas son la consecuencia de un riesgo no gestionado de manera adecuada".

La guía, estructurada en tres partes, detalla una evolución histórica de los desastres, propone una metodología de incorporación de los riesgos mediante un modelo de nueve pasos, y ofrece ejemplos concretos de posicionamiento de organismos internacionales.